Este jueves, Nueva Delhi anunció restricciones al tráfico a partir del 1ro de enero y durante dos semanas, después de que este miércoles se alcanzara el mayor nivel de contaminación del aire de 2015.

A partir del primer día de 2016, los automóviles con matrículas pares e impares se turnarán para circular, según anunció Arvind Kejriwal, el gobernador de la capital india que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, fue la ciudad más contaminada del mundo en 2014.

Quienes violen la norma enfrentarán multas de 30 dólares, aunque se contemplan numerosas excepciones, como ambulancias, carros de la policía y bomberos, o de las mujeres que viajen solas por motivos de seguridad.

Kejriwal pidió a los habitantes de la ciudad que utilicen el transporte público y vehículos compartidos. El gobierno planea poner en circulación 6 mil autobuses más y emitir permisos a 10 mil rickshaws más para hacer frente al aumento de pasajeros.

La contaminación en la ciudad alcanzó un nivel grave el miércoles, con una concentración media de partículas de PM2.5 (de menos de 2,5 micrometros de diámetro) de 295 microgramos por metro cúbico, informó el diario Hindustan Times, citando al sistema de calidad del aire y previsión e investigación meteorológica SAFAR.

La contaminación de PM2.5 es muy dañina porque las partículas finas pueden penetrar profundamente en los pulmones e incluso en la circulación sanguínea, causando problemas respiratorios e incluso cáncer, advierten los expertos.

EC

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Adnan Abidi.