Para la Unión Europea y la OTAN, Turquía es uno de los países más fuertes



DOBLE LLAVE – Turquía es uno de los socios y aliados más importantes de la Unión Europea y la OTAN en la actualidad, no solo en materia de refugiados hasta el conflicto sirio, también en otras gestiones que realiza. Lo que está en duda es si las relaciones se mantendrán intactas tras el referéndum por venir.

Ante la incertidumbre, surgen las siguientes interrogantes:

  • Los turcos, en su mayoría, están de acuerdo en que el presidente Recep Tayyip Erdogan, tenga más autoridad. ¿Deberá la UE interrumpir las negociaciones para la entrada del país en el bloque?

No está previsto de manera automática, pero si es posible que el Parlamento de la UE exija con una resolución el alto de las conversaciones. No obstante, los gobiernos responsables de los países de la UE no tienen la obligación de acatar las exigencias del Parlamento Europeo.

  • ¿Es posible la interrupción de las negociaciones de entrada en el bloque?

Ésta acción sería posible si los 28 miembros están de acuerdo. Pero la Comisión Europea explica que ello sumaría a un acercamiento de Turquía a Rusia y a que el país deje de esforzarse por alcanzar los estándares europeos del Estado de derecho y los derechos humanos. Por lo que se maneja solo un criterio para este escenario: que Erdogan retomara la pena de muerte en el país.

Otra posibilidad para la interrupción es que al menos 16 de los 28 miembros de la UE llegaran a un acuerdo, siempre que representen al 65% de todos los ciudadanos de la unión.

  • ¿Los acuerdos sobre refugiados representan algún papel en la decisión de la UE?

De una manera si tienen participación, de acuerdo a la relevancia de Turquía en este tema. Este país da refugio a unas tres millones de personas provenientes de países como Siria o Irak.

  • Si se interrumpen las negociaciones de la entrada en la UE, ¿qué otras consecuencias tendría el resultado del referéndum?

La UE tendría la potestad para retirar el apoyo a Turquía que establecen las negociaciones de entrada en la unión o inclinarse hacía el hecho de reforzar la sociedad civil y el desarrollo de la democracia.

  • ¿Podrá normalizarse la relación entre la UE y Turquía tras el referéndum?

La única opción para que continúen las buenas relaciones es que Turquía trate de manera distinta a los políticos opositores y a los periodistas, esto en referencia a los últimos meses donde el trato ha sido repudiado.

  • ¿Se estaría manejando una posible distensión?

Declaraciones recientes han creado un tipo de discordia. Ya que el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, informó a finales de la semana pasada que luego del referéndum presentaría el proyecto que estipula la reanudación de las negociaciones sobre la liberación de visas.

Ante esto, la UE espera a ver si la acción significa que Turquía está lista para pensar en una reforma de su polémica legislación antiterrorismo, que se usaría para perseguir enemigos políticos, según indican algunos juristas de la Unión. La organización puso como condición para la exención de visados, la modificación de la legislación antiterrorista.

Por su parte, Erdogan indicó que pretende revisar las relaciones entre su país y la UE posterior al referéndum.

  • ¿Que significa el resultado del referéndum para la OTAN?

La organización atlántica pretende que Turquía siga siendo un miembro activo en el que se pueda depositar confianza. El país cuenta con el segundo mayor Ejército de la alianza atlántica, los aliados lanzan ataques desde la base de Incirlik para el EI y en el sureste del país se encuentra un radar de detección de misilaes de la OTAN.

El “si” del referéndum podría significar una mayor estabilidad para OTAN, misma de la que podrá beneficiarse, siempre que se respeten los principios del Estado de derecho.

Los miembros de la OTAN mantiene las dudas en torno a la democracia al estilo Erdogan, ya que algunos piensas que podría ser estable a largo plazo.

Angélica Rodríguez.

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Umit Bektas.

Comentarios