Expertos analizaron los componentes genéticos imprescindibles para que las células cancerígenas no desarrollen resistencia



DOBLE LLAVE – Investigadores de Estados Unidos identificaron más de un centenar de genes que resultan clave para que los tratamientos de inmunoterapia contra el cáncer sean efectivos a largo plazo.

El estudio publicado en la revista Nature, fue producto del análisis de los componentes genéticos imprescindibles para que las células cancerígenas no desarrollen resistencia al tratamiento tras una primera respuesta positiva. Nicholas Restifo, director del grupo de trabajo explicó en un comunicado que “existe un enorme interés en la inmunoterapia contra el cáncer, especialmente para pacientes con metástasis. La respuesta a la inmunoterapia puede ser fantástica, pero debemos comprender por qué algunos pacientes no responden”.

Dichos efectos de la inmunoterapia se deben a la acción de los linfocitos T, un tipo de células del sistema inmune que puede reconocer y destruir los tumores. El equipo de Restifo utilizó la técnica de edición genética conocida como CRISPR para desactivar de manera selectiva ciertos genes en células de melanoma maligno. De esta forma apagaron de forma consecutiva todos los genes humanos conocidos capaces de codificar proteínas y evaluaron en cada caso cuál era la efectividad de los leucocitos T.

“Si podemos entender por completo los mecanismos que generan resistencia a la terapia seremos capaces de desarrollar nuevas estrategias. De hecho, en el futuro, este conocimiento puede acelerar el desarrollo de una nueva categoría de medicinas” señaló uno de los autores de la investigación.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de Yahoo

Comentarios