También se ha vuelto común el "botnet" que opera remotamente con un grupo de equipos infectados



El gerente de ventas y mercadeo de ESET en Venezuela, Renato De Gouveia, advirtió que hay nuevas variedades de códigos maliciosos peligrosos; que antes se hablaba fundamentalmente de virus, gusanos o troyanos, pero que ahora incluso la información contenida en un teléfono celular puede ser objeto de secuestro (Ransomware). Es decir, cifrada e ilegible para el usuario a menos de pagar un rescate, generalmente en alguna moneda electrónica, hasta recuperar la data con un código o contraseña.

De Gouveia señaló que normalmente en el caso de empresas se secuestran bases de datos, mientras que en equipos personales el target son documentos o fotografías. Así señaló que en muchos casos se utilizan varias computadoras infectadas (botnet) para adelantar ataques masivos dirigidos.

Texto y producción @harryfebres

Foptografía Gettyimages.

Comentarios