DOBLE LLAVE – El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció la “nueva arremetida” de Estados Unidos y ha solicitado al Gobierno de Donald Trump que retome “el camino de la diplomacia“, en el marco de una reunión en la que ha recibido el apoyo explícito de sus aliados regionales.

“Cuba, Nicaragua y Venezuela enfrentamos una nueva arremetida del imperialismo”, denunció Arreaza durante una reunión en La Habana de cancilleres de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que aglutina a los gobiernos de izquierdas de la región.

Lee más: EE.UU. prepara nuevas sanciones contra militares y altos cargos de Venezuela

Según Arreaza, Washington “no perdona” que Nicolás Maduro saliese elegido como presidente de Venezuela, lo que se ha traducido en una serie de medidas de índole económica y política. Venezuela, ha matizado, no es partidaria de entrar al juego de esta “persecución” y aumentar las tensiones.

“Podemos estar preparándonos, porque nos obligan las circunstancias, pero no es una guerra lo que queremos en Venezuela“, recalcó Arreaza, que ha apelado a la “diplomacia” y el “entendimiento” por parte de la Administración norteamericana.

Entre quienes se pronunciaron en La Habana en favor del Gobierno venezolano está el ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, que ha rechazado el “retorno del intervencionismo militar de Estados Unidos”, así como el recrudecimiento de las sanciones y las “constantes agresiones a la vida” de la ciudadanía venezolana.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa