En los expendios de combustible se recomienda no bajarse del vehículo, incluso mantener los vidrios arriba para evitar también hurtos



Germán Ochoa, consultor en seguridad, nos señala algunos datos importantes en relación a la ocurrencia de delitos.

“Primero, cuando estás dentro del vehículo esperando bien sea al amigo, al compañero, al novio, en ese momento tú estás totalmente franco y débil porque estás simplemente esperando y el que va a llegar es el delincuente antes que los demás”, explicó Ochoa.

Asimismo el especialista sugirió: “en las bombas de gasolina no bajes el vidrio, bájalo lo menos posible, los bolsos de las damas siempre los abren cuando van a pagar, y en ese momento el delincuente o el bombero se da cuenta de lo que pasa, hace una señal y el campanero que tiene cerca se encarga de seguir ese vehículo”.

Germán Ochoa destacó que la nocturnidad es la peor enemiga de las personas que andan en la calle.

En materia de secuestro, el consultor en seguridad, indicó: “La mayor incidencia en la ocurrencia de secuestro es llegando o saliendo de la residencia, este es el momento en que los delincuentes aprovechan para penetrar detrás del vehículo”.

Texto y producción @idafebres

Fotografía Pixabay.com / FROET

Comentarios