DOBLE LLAVE – Desde hace cuatro años cerca de 200 atletas de alta competencia, montañistas y senderistas se unen para participar en los 38 kilómetros de carrera Mifafi-La Culata, que además brinda la oportunidad de disfrutar un gran paisaje del estado Mérida, donde hace unas semanas la temperatura llegó a ser de 2 grados centígrados.

En la edición de este año, la Fundación Yammine apoyó con la parte monetaria de la carrera para garantizar artículos de logística, como el pago a los guías y rescatistas.

El vocero de la Fundación Yammine, Sarkis Yammine, indicó que la institución se siente orgullosa de colaborar con la carrera ya que la línea deportiva y ambiental es justo hacía donde apuntan los objetivos de la organización.

“Los corredores tienen la oportunidad de ejercitarse, pero además de recrearse con la magnífica vista del paisaje de los andes venezolanos, que debemos conservar”, explicó Yammine. La organización demostró su intención de seguir colaborando en las próximas ediciones.

Esta es la segunda carrera más alta del mundo en altitud promedio y la primera del continente americano. Su recorrido se acompaña de numerosas lagunas y cinco altos que se extienden hasta el Alto de Pan de Azúcar, donde se llega a la altura máxima del recorrido; 4.494 metros sobre el nivel del mar.

Angélica Rodríguez.

Con información de nota de prensa.

Consejos que protegen, datos de utilidad, personajes que orientan y más en nuestro canal de Telegram: https://t.me/DobleLlave