Este lunes el presidente de Francia, François Hollande, llegó al continente asiático para una visita de Estado de dos días, durante la cual se reunirá con su homólogo chino, Xi Jinping.

Hollande espera obtener el apoyo de China como aliado para liderar la cumbre de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, la cual se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París.

Se espera que los 190 países que participarán en la cumbre consigan firmar un acuerdo vinculante donde se comprometan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El objetivo: limitar a dos grados como mucho el calentamiento global desde la era industrial.

El país asiático, mayor consumidor de energía del planeta, anunció en junio de este año que aumentaría de manera significativa su nivel de exigencia para cumplir los objetivos climáticos que se quieren marcar en la cumbre de las Naciones Unidas.

En China la emisión de dióxido de carbono (CO2) debería alcanzar en 2030 su nivel máximo. Para entonces, se espera que el 20 por ciento de la demanda energética se cubra con energías renovables.

AW

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Jason Lee/Pool.