Coca-Cola FEMSA, la franquicia embotelladora de productos Coca-Cola más grande del mundo, redujo sus operaciones en el estado de Guerrero debido al clima de inseguridad. La empresa confirmó que el 20 de mayo se suspendieron definitivamente las labores del Centro de Distribución en Arcelia, con base en la evaluación final de la operación de acuerdo con las condiciones del entorno.

Si bien el corporativo aclaró que sus actividades en el estado se mantienen de acuerdo a sus protocolos, sí afirmaron que la distribución local en la zona de Guerrero continuará en forma tercerizada.

A finales del año pasado, la empresa reportó diversos robos de camiones de reparto en el estado, aunque no reveló el monto de las pérdidas. Así que el retiro de la empresa representa una medida de prevención completamente comprensible ante sus intereses.

EC

Con información de CNN Expasión.

Fotografía Gettyimages.