La joven fue asesinada junto a expiloto del CICPC Óscar Pérez y otras cinco personas en El Junquito el pasado mes de enero



DOBLE LLAVE – Este miércoles los familiares de Lisbeth Ramírez, enfermera asesinada en El Junquito junto al expiloto del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalística (CICPC), Óscar Pérez, solicitarán la exhumación del cadáver de la joven y el resto de los “ajusticiados” con la finalidad de “constatar lo que dice el acta de defunción con la realidad”, tal como lo explicó Walter Márquez, exdiputado de la Asamblea Nacional.

Márquez, afirmó por medio de un video publicado en Twitter por la periodista Lorena Evelyn Arráiz, que la enfermera “no formaba parte del grupo, no tenía armas y además se había rendido, todas estas características que lo convierten en un crimen de lesa humanidad como es el asesinato”.

“Nosotros vamos a exigir no solamente que se implemente el mecanismo de justicia nacional, sino principalmente la justicia internacional ante la Corte Penal Internacional y la Comisión Internacional de la OEA”, destacó.

Además, Márquez indicó que pedirán el análisis de los videos publicados en las redes sociales por Óscar Pérez durante el procedimiento, así como las radiotransmisiones que se publicaron por los medios de comunicación.

“Tenemos la seguridad absoluta, en base a mi experiencia como parlamentario e investigador de masacre, que ahí hubo un ajusticiamiento, cuya responsabilidad jerárquica es del presidente de la República, Nicolás Maduro, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, y del ministro del interior, Néstor Reverol”, aseveró Márquez.

Por su parte, la madre de Ramírez indicó que la exhumación le causaría “mucho dolor” pero “si es necesario se hace”.

Angélica Rodríguez.

Con información de Panorama.

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave.

Comentarios