DOBLE LLAVE –  El sexting y envío de desnudos es una práctica cada vez más común entre parejas e incluso personas que encontraron una forma de ganar dinero con ellos. Sin embargo, una vez la relación termina, muchos temen que estas fotografías pueden ser utilizadas por la expareja como forma de venganza, lo que es denominado revenge porn.

Por tal motivo y con la finalidad de evitar que una persona comparta desnudos sin permiso, Facebook está trabajando junto al Gobierno de Australia en un programa piloto para evitar estas publicaciones.

El proyecto, pensado inicialmente en las féminas que son las víctimas más comunes en estas prácticas, consiste en que los usuarios tienen que enviarse a sí mismos las imágenes a través de Facebook Messenger y luego reportar que estas se han publicado “sin consentimiento o de forma maliciosa”.

La compañía de Mark Zuckerberg asegura que no guardará los nudes y que pronto intentará aplicar la medida en otros países como Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, así como en Instagram.

Alejandra Watts / @alejandra_watts

Con inforamación de Gizmodo.

Consejos que protegen, datos de utilidad, personajes que orientan y más en nuestro canal de Telegram: https://t.me/DobleLlave