DOBLE LLAVE – el exfuncionario venezolano Alejandro Andrade, que pasó de ser guardaespaldas a tesorero durante el Gobierno de Hugo Chávez, ingresó el lunes en una cárcel de Estados Unidos para comenzar a cumplir con una condena de 10 años por su vinculo con una trama de corrupción.

Andrade, de 54 años, confesó en 2018 que aceptó hasta 1.000 millones de dólares en sobornos que posteriormente blanqueó con inversiones de todo tipo, en el marco de una red que se extiende desde Venezuela hasta EE.UU.

Las autoridades norteamericanas autorizaron a Andrade a retrasar su ingreso en prisión a cambio de su ayuda en otras investigaciones sobre corrupción y blanqueo de dirigentes venezolanos, situación por la cual recibirá una reducción de la pena recibida.

Lee también: Abogados de Guaidó demandan a organismos de Maduro ante la ONU

Andrade ejerció como tesorero entre 2007 y 2014 y se mudó en 2014 a Florida, donde tenía valiosas propiedades. Durante la lectura de su sentencia en noviembre, el exfuncionario pidió disculpas al juez, a su familia y a la población venezolana por sus delitos, alegando que se vio inmerso en un “movimiento” liderado por el fallecido Chávez.

En las investigaciones con las que colaboraba el exaliado de Chávez figuran las abiertas contra el magnate de la televisión Raúl Gorrín, que también fue imputado en noviembre por conspirar para la entrega de sobornos y por ocultar fondos.

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, tanto Gorrín como Andrade se habrían enriquecido gracias al sistema de cambio de divisas.

Por Gerardo Contreras

Con información de dpa