DOBLE LLAVE –  El Tribunal de Sentencia de San Salvador condenó  al expresidente de la nación, Elías Antonio Saca (2004-2009) a 10 años de prisión, luego de ser encontrado culpable de graves actos de corrupción.

Junto al exmandatario también fueron condenados el exsecretario privado de la Presidencia Elmer Charlaix (10 años), así como otros cinco colaboradores de Saca a penas que varían de tres a seis años de cárcel que transfirieron el dinero del Gobierno a cuentas privadas y de sus empresas.

Lee más: Rechazada acusación constitucional contra jueces del Supremo en Chile

En el marco del escándalo conocido como “Destape de la corrupción“, el expresidente fue acusado en 2016 de desviar cerca de 300 millones de dólares de los llamados fondos reservados o “partida secreta” para la compra de inmuebles de lujo o para fortalecer una red de decenas de radioemisoras en todo el país, propiedades de Saca y de su esposa Ana Ligia Mixco.

Se supo que Saca confesó haber actuado con una red de seis colaboradores para transferir el dinero a cuentas privadas y de sus empresas, fingir pagos y sustraer de forma ilegal los fondos públicos. Por su parte, la Fiscalía General (FGR) aseguró que la investigación continuará, así como las acciones de extinción de dominios para tratar de recuperar el dinero desfalcado.

Saca, del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), se convierte en el primer exjefe de Estado condenado a prisión por hechos de corrupción.

El expresidente Mauricio Funes (2009-2014), del partido de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y que reside exiliado en Nicaragua, es procesado actualmente por los mismos delitos que fue condenado Saca.

 

 

María Alejandra Guevara

Con información de RadioRumbos.Net

Recibe en tu teléfono contenido actual sobre seguridad y prevención en Venezuela y el mundo a través de nuestro canal en Telegram: https://t.me/DobleLlave