El Gobierno belga es fuertemente criticado luego de que Turquía advirtiera sobre el peligro que representaba uno de los atacantes



DOBLE LLAVE – El pasado martes Bruselas, capital de Bélgica, fue intensamente golpeada por ataques terroristas perpetrados por el denominado Estado Islámico (EI), ISIS, en el aeropuerto Zaventem y el metro de Maelbeek, dejando un saldo de más de 30 muertos y más de 300 heridos.

Las autoridades identificaron a Khalid y Brahim El Bakraoui como sospechosos de las explosiones suicidas en el aeropuerto Zaventem. La Fiscalía indicó que el tercer sospechoso, Najim Laachraoui, continúa prófugo.

Además, estos responsables habrían estado espiado a un investigador nuclear belga para extorsionarlo y conseguir material radioactivo con el fin de fabricar bombas de mayor potencia.

Tras los ataques terroristas de Bruselas los ministros del Interior y Justicia tomaron la decisión de abandonar sus cargos. Actualmente el Estado belga es fuertemente criticado luego de que Turquía advirtiera sobre el peligro que representaba Ibrahim El Bakraoui, en julio de 2015 .

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, indicó que Bakraoui era un combatiente terrorista extranjero y a pesar de ello, las autoridades belgas lo dejaron en libertad.

Cerca de unas 40 nacionalidades pertenecían a las víctimas y/o afectados de los atentados. Entre ellos la venezolana, Ingrid Trujillo, quien logró sobrevivir junto a su familia a las dos explosiones en el aeropuerto internacional de Zaventem.

El primer ministro, Charles Michel, tras una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, informó sobre la prolongación del nivel de alerta máxima por terrorismo para la ciudad de Bruselas. Mientras que la Unión Europea (UE) aseguró que mantendrá unido al bloque tras los atentados.

Diez países de la UE intensificaron sus medidas de seguridad al desplegar miles de efectivos policiales y militares para resguardar las fronteras de cada nación, aeropuertos y estaciones de trenes. Se espera que para el próximo lunes los terminales aéreos y ferroviarios inicien sus actividades con normalidad.

 

Natasha Guevara

Fotografía REUTERS/Vincent Kessler.

Comentarios