La ira no es un enemigo

Ésta emoción advierte que algo va mal e impulsa a las personas a corregir lo que no funciona correctamente