DOBLE LLAVE – Cientos de miles de personas salieron el pasado viernes 9 de marzo a las calles de Bratislava y otras ciudades de Eslovaquia para exigir la renuncia del primer ministro Robert Fico y la aplicación de políticas de lucha contra la mafia, en medio de una conmoción generalizada por el asesinato de un periodista.

Las protestas fueron organizadas por activistas sin filiación política que prefirieron mantener el evento libre de discursos de líderes partidiarios.

Ján Kuciak, de 27 años, y su novia fueron hallados muertos en la noche del 25 de febrero en su casa en la población de Velka, en el oeste de Eslovaquia, con disparos en la cabeza y el tórax, aparentemente realizados tres días antes. En su último reportaje, inconcluso, el periodista asesinado sostuvo que los italianos en Eslovaquia habían construido una red de nexos políticos que llegaba directamente hasta la oficina del primer ministro.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de dpa

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave