El referéndum celebrado en Turquía en la que resultó vencedor la propuesta oficialista amplia los poderes del presidente Recep Tayyip Erdogan



DOBLE LLAVE –  El presidente turco Recep Tayyip Erdogan rechazó las conclusiones de los observadores internacionales que cuestionaron la equidad en el referéndum para ampliar sus poderes. La misma percepción tiene el Ministro de Relaciones Turco que aseguró que estás observaciones eran una “aproximación sesgada y parcial”.

Un día después de ganar la votación con el 51,4% de los sufragios, una misión conjunta de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (Osce) y el Consejo de Europa consideró que la campaña no se había llevado a cabo de forma equitativa y que el referéndum no había estado “a la altura de los criterios” europeos. “Modificaciones tardías en el procedimiento de la votación suprimieron importantes garantías” contra el fraude, según el informe de los observadores.

“Preparan un informe a su conveniencia (…) ¡Manténganse en su lugar!, respondió Erdogan en un discurso pronunciado en el palacio presidencial ante miles de seguidores. “No queremos y no tenemos en cuenta cualquier informe que ustedes puedan preparar”, agregó.

Las dos mayores formaciones opositoras, el Partido Republicano del Pueblo (CHP, socialdemócrata) y el prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) fueron más lejos al denunciar “manipulaciones” durante la votación y anunciar que pedirán el recuento de los votos. Al menos 2.000 personas salieron a las calles de Estambul para contestar el resultado.

Ambos partidos criticaron la decisión del Alto Consejo Electoral (YSK) de aceptar como válidas las papeletas no marcadas con el sello oficial de las autoridades electorales, una iniciativa que, según ellos, posibilitó el fraude.

Miguelangel Caballero

Con información de AFP

 

Comentarios