DOBLE LLAVE –  Enfermeras de la Unidad de Diálisis Jayor, ubicada en San Martín renunciaron a sus cargos, luego que no recibieran respuestas del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) sobre el pago de sus beneficios. Se conoció que la renuncia se produjo la semana pasada.

Lee más: Pacientes renales protestaron en Valle de la Pascua

Este lunes, los pocos enfermeros que quedaron  en la unidad denunciaron que el IVSS no ha enviado el material necesario al centro diálisis. “Muchas veces debemos buscar por nuestras cuenta el material, y sobre el cual hay que aclarar no se vende en ninguna farmacia ya que el mismo instituto prohíbe su venta, lo que complica su adquisición”, expresaron.

“A las enfermeras no les quieren pagar el recargo por horas adicionales nocturnas, que además generan bono alimentario, y tampoco cuentan con transporte. Cuando se les planteó asumir el cuarto turno, alegaron que ni siquiera han recibido los aumentos salariales por decreto presidencial”, alegó una de las enfermeras afectadas.

Se supo que de las cinco salas habilitadas solo funcionan dos, porque las máquinas están dañadas lo cual ocasionó que pacientes reclamaran. Se espera que el IVSS resuelva el problema de las deudas salariales para retomar la normalidad de atención en la unidad.

María Alejandra Guevara

Con información de El Nacional

¿Deseas tener más informaciones de prevención y resguardo? Únete a nuestro canal en Telegram: https://t.me/DobleLlave