DOBLE LLAVE – La inclusión de los ex combatientes de las FARC a la sociedad, las negociaciones de paz con el ELN y la crisis migratoria venezolana son algunos de los temas que preocupan a los colombianos de cara a los comicios de mañana, en los que elegirán al sucesor del actual presidente, Juan Manuel Santos.

Las elecciones son decisivos para el futuro del país, que en 2016 firmó un histórico acuerdo de paz con la que fuera la guerrilla más grande de América Latina, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y que está en un punto álgido para llegar a un pacto pacífico con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

De interés: Santos: Comicios presidenciales cuentan con todas las garantías

Santos se despide de su administración con una popularidad que ha caído por debajo del 20 por ciento. Éstas son las claves de la cita en las urnas:

¿Cuáles son los temas que más mueven a los electores?

Según el estratega político Augusto Reyes, la agenda electoral sigue girando en torno a las FARC, y de allí parte una segregación por quienes apoyan el acuerdo con la ex guerrilla y quienes anhelan modificaciones de fondo.

“Veníamos de cuatro elecciones presidenciales con una agenda electoral circunscrita a las FARC, el ELN, el narcotráfico y el proceso de paz. Se esperaba que en esta contienda las FARC no fueran tan protagonistas dada la suscripción del acuerdo, pero siguen siéndolo”, dijo Reyes a la agencia dpa.

La llegada masiva de inmigrantes venezolanos, la lucha por eliminar los cultivos ilegales y llevar desarrollo a regiones rezagadas son otros temas que deciden la intención de voto de los colombianos.

¿Quiénes están punteando y por qué?

Son distintas las encuestas que se han hecho y todas marcan una tendencia: el candidato de la oposición, el derechista Iván Duque (Centro Democrático), pasará a una segunda vuelta. Su rival está entre el izquierdista Gustavo Petro (movimiento Colombia Humana) y Germán Vargas Lleras (Cambio Radical), quien es apoyado por una parte del oficialismo.

Duque encarna a los votantes que desean modificar el acuerdo de paz con las FARC, pues es el aspirante que más se ha mostrado en desacuerdo con este pacto. Por su parte, Vargas Lleras cuenta con el apoyo de la comunidad que ve una continuidad en las ideas oficialistas, aunque ha dicho que modificaría algunos puntos no sustanciales del acuerdo.

Por otro lado, el candidato Petro, que defiende el acuerdo de paz, es alabado entre sus fieles por su amplia atención a los sectores más necesitados. Su lado humano y entusiasmo para eliminar las segregaciones hacen de él un contrincante fuerte.

¿Un nuevo presidente podría modificar el acuerdo con las FARC?

De acuerdo con Cristian Rojas, director del programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, “los puntos estructurales del pacto difícilmente podrán ser cambiados, aunque el nuevo presidente deberá tomar la decisión de continuar su implementación o modificar”.

A su vez, la politóloga Carolina Nieto explicó a dpa que el Centro Democrático cuenta con mayoría en el Congreso que empezará a legislar el 20 de julio, por lo que “en términos legislativos podría hacer ajustes”, pero no al acuerdo firmado en 2016, sino sobre leyes para llevar a la práctica ese pacto.

¿Qué pasa si gana la oposición de derecha radical?

“Sería un Gobierno complejo hacia las personas que no han compartido su manera de ver la política, podría ser de características persecutoras con líderes, académicos y periodistas que no comparten su cosmovisión”, indicó Reyes.

Duque, candidato por el Centro Democrático, es tildado por algunos medios de comunicación como el hombre que podría llegar a la Presidencia para obedecer las indicaciones que le imparta el ex jefe de Estado Álvaro Uribe (2002-2010), quien hoy en día es congresista y máximo líder de su partido.

Duque ha expresado su desacuerdo al acuerdo de paz con las FARC y sobre las negociaciones con el ELN dice que preferiría volcarse a la vía militar.

¿Cuál es el panorama si gobierna la izquierda?

Los analistas ven con escepticismo que Petro logre armar un equipo para gobernar, haciendo alusión a los años en que se desempeñó como alcalde de Bogotá, en los cuales sufrió de una imagen poco favorable.

Más información: FMI aprueba crédito flexible a Colombia

“Durante su alcaldía, muchos medios se encargaron de generar una etiqueta negativa sobre Petro, que terminó por afectarlo en el ejercicio de su Gobierno. Ese fenómeno se podría replicar y serían cuatro años de una Presidencia que se quiere defender”, explicó Reyes.

Por otro lado, Nieto indicó que “Petro no tiene una gobernabilidad clara en el Congreso, no cuenta con una mayoría para impulsar reformas”.

Por Giuseppe Palacino (dpa)

Con información de dpa

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave