DOBLE LLAVE – La salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo que se conoce como Brexit, se confirmó hace varios meses y el 29 de marzo de 2019 era la fecha elegida para que se produjese la separación. En estos meses, la libra se ha devaluado frente a la moneda de la Unión Europea, el euro, en torno a un 3%, aumentando así las operaciones con CFDs. Para la primera ministra británica, Theresa May, no está siendo nada fácil esta separación.

Las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea se han ido cumpliendo durante estos meses, pero no hay nada claro. En la primera fase surgieron muchas controversias entre ambas partes, como los privilegios que mantendrían los europeos residentes en territorio británico y los permisos de trabajo, también se produjeron fuertes polémicas como las discusiones en todo lo referente a Gibraltar. Ahora es de esperarse que la siguiente fase, la segunda, también traiga problemas para May: pues se negociarán los acuerdos comerciales entre ambas partes. Las apariciones públicas que ha hecho la primera ministra británica para exponer sus planes han agitado el mercado financiero y aumentado las operaciones en CFDs aprovechando la devaluación de la libra esterlina.

La Unión Europea consigue su gran objetivo, mantener los derechos con los que cuentan actualmente los ciudadanos de la Unión Europea, pues esos mismos derechos fueron en parte el motivo de la creación de la UE. Además, también ha logrado mantener la frontera con Irlanda tal y como prometió. Publicaciones especializadas y otros medios  de comunicación, han informado y dan cuenta sobre que la volatilidad se acentúa en los instrumentos financieros británicos, aumentando con ello las operaciones en CFDs.

Gran parte de los analistas financieros explican que una separación del Reino Unido menos complicada, en la que disminuyen sus problemas, tendrá lugar solo si el gobierno británico cede respecto a las aduanas, si no lo hace, el proceso de separación podría alagarse más de la cuenta. De suceder esto, el precio de la libra podría descender bruscamente respecto al euro, lo que haría aumentar las operaciones en CFDs con este par. Así pues, lo acuerdos comerciales a los que se llegue serán claves para entender la reacción del mercado financiero.

Theresa May quiere zanjar los temas sobre materia comercial lo antes posible, la UE por su parte no tiene una fecha fija: de cerrarse todo el proceso en un periodo de tiempo más largo que el que May tiene en mente, se produciría una mayor volatilidad en el mercado y los traders aprovecharían para invertir en CFDs. Si está segunda fase se complica tanto como la primera, es bastante probable que las negociaciones se alarguen más de la cuenta y se incumpliría el tiempo establecido por el artículo 50 sobre la salida de un país de la Unión Europea.

Independientemente de cómo sucedan las siguientes fases del proceso, de acuerdo a lo dicho por expertos y publicado en informes especializados así como en diferentes medios de comunicación, es un hecho que la volatilidad de los instrumentos británicos seguirá aumentando, siendo la más castigada por el Brexit la libra esterlina; por lo que las operaciones en CFDs en acciones de empresas británicas o en el par euro libra, sería la apuesta más segura.

Redacción Doble Llave

Con información de agencias y otros medios

Consejos que protegen, datos de utilidad, personajes que orientan y más en nuestro canal de Telegram: https://t.me/DobleLlave