Los altos niveles vitamínicos en las mujeres embarazadas pueden afectar la salud cerebral del bebé



DOBLE LLAVE – Al conocer la noticia de un embarazo una de las primeras cosas que hace toda mujer es iniciar el consumo de vitaminas y ácido fólico, esto se debe a que durante años nos han inculcado que tomarlas evitar defectos congénitos en el bebé. No obstante investigadores han comprobado que su exceso podría causar autismo.

Investigadores de la Johns Hopkins University Bloomberg School of Public Health, han demostrado que si una mujer tiene altos niveles de ácido fólico en su cuerpo (cuatro veces de lo normal) después del parto, el bebé tiene un doble riesgo de desarrollar autismo.

Pero, ¿Cómo es que algo que se supone los protege les puede afectar de tal manera?, bueno, el ácido fólico es una vitamina que es importante para tener un adecuado crecimiento celular y un buen funcionamiento del sistema nervioso; sin embargo, cuando el consumo es excesivo se generan cambios en el cuerpo que pueden ser dañinos para la salud cerebral.

Por su parte, los niveles muy altos de vitamina B12 en las madres primerizas triplica el riesgo de que su descendencia desarrolle autismo. Asimismo, si se combinan altos niveles de vitamina B12 y ácido fólico existe un riesgo de 17.6 veces mayor.

Para evitar un consumo excesivo es importante considerar las dosis que se toman en forma de suplemento, tomando en cuenta que las frutas y alimentos también las proporcionan.

Yelimar Requena

Con información de Salud180.

Fotografía Gettyimages.

Comentarios