Existen bandas que desde las cárceles buscan amedrentar por teléfono y sacar algún tipo de rédito.



Luis Cedeño, director de Paz Activa y del Observatorio de Delito Organizado, señala que el esquema de extorsión, es uno de los delitos que tiene más auge y que cometen las megabandas y los pranes de las cárceles en Venezuela, se realiza vía llamada telefónica, donde pueden llamar a 100 – 150 personas diarias. Probablemente usted reciba una llamada de este tipo, comentó Cedeño.

Cedeño explica que nunca se debe dar información, debido a que son personas que se hacen pasar como una organización, como un organismo público, compañías de seguro o de telefónicas, que recogen datos personales y que manejan bases de datos, y a partir de esta información empieza el “telemercadeo extorsivo”.

Texto y producción @idafebres

Fotografía Gettyimages.

Comentarios