Con el dólar como líder en el área de las cirugías, aquellas que solo inviertan en maquillaje destinan al menos 63% del salario integral



DOBLE LLAVE –  En el año 2014 fue llevado a cabo un estudio por periodistas extranjeros, el mismo se titulaba El país obsesionado con la belleza. Dicha investigación se trataba de Venezuela, el hogar de siete ganadoras del certamen Miss Universo, más que cualquier otro país, excepto los Estados Unidos; seis Miss Mundo, siete Miss Internacional y dos ganadoras del certamen Miss Tierra.

A pesar de que el país es reconocido como el de “las mujeres más hermosas”, la realidad de la fémina venezolana se aleja mucho de ese ideal. No solo por un tema físico y estético, sino por la situación monetaria que atraviesa Venezuela, que supone un gran muro a la hora de cumplir los sueños de muchas.

Sin embargo, desde hace por lo menos 10 años, las tendencias marcadas en otros países llegan al territorio y se adueñan de los estilos de jóvenes y no tan jóvenes que desean “mantenerse en la movida” y lucir hermosas. Ejemplo de ello es que hasta el más sencillo puesto de venta de maquillaje y productos de belleza tenga marcas internacionales dignas de cualquier modelo, actriz o influencer.

El equipo de Doble Llave consultó al cirujano plástico venezolano Pedro Roberto Ruíz, especialista en modificaciones estéticas, sobre el tema de las operaciones en Venezuela y las estadísticas en torno a las mismas.

Cuando se le cuestionó respecto a cuántas mujeres se operan en el país, aseguró que en este momento cualquier estadística es una cifra incierta porque los anuarios del Ministerio del Poder Popular para la Salud no reportan cifras y por otro lado, los sectores privados no tienen ninguna alianza con el Gobierno para dar una cifra estimada de cuántas operaciones se hacen en instituciones, o cuántas cirugías se proponen y no se realizan.

Por este motivo son números internos de cada instituto privado y también es una cifra que depende mucho del médico y qué especialización quirúrgica tenga porque va a depender de su clientela y la capacidad operativa. El cirujano puede operar en el sector público y privado ya que no hay uno mixto. Por ese motivo no hay estadísticas de comparación con respecto a otros países.

En cuanto a las operaciones más y menos comunes explicó que en Venezuela la cirugía estética o la técnica más buscada por las pacientes son las correcciones del órgano mamario, que pueden ser:

  • De aumento
  • De asimetría
  • Corrección de cirugías vencidas o previas
  • De reducción

“Probablemente la segunda más solicitada en el país, es la correspondiente a los problemas asociados a la obesidad, ya sea la lipoescultura, la dermolipectomia (procedimiento quirúrgico que consiste en eliminar el exceso de piel con flacidez y grasa en la parte media y baja del abdomen) o las cirugías bariátricas en general.

Desde hace unos tres años ha cambiado la cirugía más buscada, debido a los equipos que la realizan. Porque el tema de costo ha sido una variable muy indicativa de la especialización del grupo que la realice. Por ejemplo, hay cirujanos que consideran que les va mejor con operaciones que tengan que ver con la reducción de peso y han dejado de hacer cosas como los implantes mamarios. Otros grupos han visto la mejor parada para su economía la dermolipectomia y otro con solo cirugías bariátricas”, señala el profesional de la salud.

Estar arreglada es un lujo

Con o sin el toque del bisturí en su cuerpo, las venezolanas siempre tratan de estar arregladas pues como indicó la socióloga Carmen Rodríguez a El Sumario “por muy humilde que sea una mujer, siempre tendrá tiempo y dinero para arreglárselas si de su apariencia se trata”. Pero, ¿cuánto debe gastar una dama para cumplir con esa premisa?

En artículos básicos como polvos compactos, labiales, perfumes, pinturas de uñas, tintes para el cabello y carteras las damas pueden gastar una gran parte del salario mínimo integral (Bs. 456.507 que se divide en: sueldo Bs. 177.507 y bono de alimentación Bs. 279.000).

En un recorrido por las principales calles de Caracas los precios de éstos y otros productos (durante la segunda semana de diciembre) oscilaban entre:

  • Labiales: desde Bs. 78 mil hasta Bs. 145 mil.
  • Polvo compacto: desde Bs. 120 mil hasta Bs. 250 mil
  • Máscara de pestañas: desde Bs. 90 mil hasta Bs. 450 mil
  • Pestañas postizas: desde Bs. 28 mil hasta Bs. 62 mil
  • Juego de sombras: desde Bs. 120 mil hasta Bs. 370 mil
  • Perfumes: desde Bs. 120 mil hasta Bs. 2.500.000 millones
  • Carteras: desde Bs. 400 mil hasta Bs. 1.700.000 millones
  • Pintura de uñas: desde Bs. 65 mil hasta Bs. 90 mil
  • Tintes de cabello: desde Bs. 52 mil hasta Bs. 315 mil
  • Rubor: desde Bs. 75 hasta Bs. 160 mil
  • Bases: desde Bs. 72 mil hasta Bs. 800 mil
  • Mascarillas faciales: desde Bs. 40 mil hasta Bs. 102 mil
  • Cremas faciales: desde Bs. 158 mil hasta Bs. 390

Dólar: la divisa líder en el mercado

El doctor aseveró que sin duda alguna la divisa que lidera los pagos en Venezuela, ya sea por servicio o producto, es el dólar. Esto debido a que los insumos médicos vienen de afuera y se compran en dólares, por este motivo, las instituciones que los adquieren, para mantener su inventario deben mantener el precio “dolarizado”, algo que sube el costo en bolívares debido a la inflación.

También, especificó que no está establecida una estadística exacta para las edades aproximadas de las cirugías en el país. “Estos grupos son variados. En Venezuela desde los 15 o 16 años se solicitan las operaciones estéticas por distintas razones. No hay un grupo etario establecido, sin embargo algunos son más específicos. El aumento mamario por ejemplo está entre los 16 – 40. Pero hay también grupos intermedios para el control de la talla corporal, de 30 – 45 años. Cada grupo tiene una solicitud especifica para el momento. Como no hay una regulación o estadística, no se puede establecer de manera global dicho numero. Es algo muy del doctor”, indicó.

El concepto de belleza sí gira en torno a la salud

“La cirugía plástica es un nombre o titulo que se le da a una cirugía modificadora de la apariencia” asegura el doctor, “todos los humanos tienen una parte del cuerpo que no les gusta. El concepto de belleza gira en que mientras más simétrico seas más bello eres. No tiene nada que ver el color de piel, ojos, contextura, caderas, senos. Esos son elementos adicionales. Pero el concepto de belleza para hombres y mujeres es definitivamente observar que hay simetría en algo”, explicó.

“El no estar en sintonía con tu cuerpo (no aceptarlo) tiene implicaciones, ya sea porque las personas hacen comentarios de ella o se comparan con otras. Una persona que no se considera bella no posee el concepto de salud como lo define la Organización Mundial de la Salud, ya que esta es el perfecto equilibrio entre la parte orgánica y corporal (medio-entorno y cuerpo). Entonces esto afecta su vida en general, su autoestima, cómo se percibe a sí mismo y por ende cómo lo perciben los demás (…) Si alguien siente que debe realizarse una modificación corporal, y esta no afecta de ninguna forma su organismo, está en todo el derecho de realizarla. Al final, es su cuerpo y su derecho verse como sienta que debe hacerlo”.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Alejandra Watts  / @alejandra_watts

Consejos que protegen, datos de utilidad, personajes que orientan y más en nuestro canal de Telegram: https://t.me/DobleLlave