Estos podrán ser ingeridos para desplazarse dentro del estómago y los intestinos, con fines médicos



DOBLE LLAVE – Los laboratorios de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) en Suiza tienen un equipo de investigadores que han desarrollado una especie de “robot gomita“, que podrá ser ingerido y cuyo objetivo será servir de reemplazo a herramientas médicas altamente invasivas que se usan hoy en día.

La idea era crear un sistema robótico gelatinoso capaz de moverse usando solenoides basados en agua y líquidos, en lugar de depender de motores mecánicos.

Los robots, como se puede apreciar en la imagen, pueden doblarse para arrastrarse como si fuera una oruga. Los investigadores crearán varias versiones que puedan ser equipadas con cámaras y sensores, además de baterías, para dar vida a un robot comestible.

Se espera que en un futuro puedan ser alternativas a análisis médicos mucho más fuertes como las sondas con cámaras que introducen en el cuerpo de los pacientes. ¿Un plus? Le agregarán sabor para que sean más fáciles de consumir.

Ninoska Moncada

Con información de gizmodo

Comentarios