El dispositivo permite aplicar pequeñas descargas eléctricas al cerebro que mejoran su funcionamiento



DOBLE LLAVE – Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford desarrolla un polímero conductor altamente estirable, que permite pequeñas descargas eléctricas al cerebro e implica procesos de fabricación más sencillos y cuenta con una enorme funcionalidad.

La conducción de electricidad hace posible que todas las partes de un cuerpo o dispositivo puedan trabajar unidos. En el caso del cerebro humano, son los axones, quienes transmiten impulsos eléctricos entre las neuronas. Por ello, el novedoso plástico conductor estirable, busca realizar una conexión más perfecta entre el mundo rígido de la electrónica y los electrodos orgánicos flexibles del organismo.

El plástico tienea cualidades importante: alta conductividad y biocompatibilidad, lo que significa que podría ponerse en contacto con el cuerpo humano y dejar atrás el uso de  implante de electrodos.

 

Yisneidy Pérez

Con información de Tekcrispy

Comentarios