DOBLE LLAVE – Un estudio llevado a cabo por la revista científica The Lancet asegura que una de cada seis muertes en el mundo tienen como causa directa la contaminación. Según la investigación, la contaminación del aire, el agua y el suelo causó la muerte prematura de nueve millones de personas en 2015 en todo el mundo. Esos fallecimientos se deben sobre todo a enfermedades de corazón, de pulmones o derrames cerebrales.

De hecho, múltiples indagaciones establecen que la contaminación del aire es la que mayores problemas de salud ocasiona. En 2015 fue responsable de 6,5 de los nueve millones de muertes relacionadas con la polución y causa sobre todo enfermedades cardiovasculares y pulmonares.

Además, 1,8 millones de personas murieron debido a parásitos y trastornos digestivos relacionados con agua contaminada. Y 1,3 millones de muertes se deben a la presencia de sustancias nocivas en los puestos de trabajo y a intoxicación causada por plomo.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de dpa