0

DOBLE LLAVE – La espirometría es el procedimiento que se utiliza para diagnosticar el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otros padecimientos que afectan la respiración.

Sin embargo, para Yeimy Colmenares, licenciada en tecnología cardiorespiratoria y enfermería, la referida técnica también se puede utilizar periódicamente para controlar el estado de los pulmones y verificar si el tratamiento para el padecimiento ayuda a respirar mejor.

Para Colmenares, el exhaustivo procedimiento en ocasiones es empleado antes de someter a un paciente a una cirugía electiva, para revisar si la función pulmonar es adecuada para soportar la rigurosidad de una operación.

¿Cómo se hace una espirometría?

Primeramente el aparato empleado, llamado “espirómetro” necesita de una calibración (temperatura, humedad, presión atmosférica), un procedimiento que debe  hacer antes que el paciente entre en la sala. Después se pesa y se mide al sujeto. Estos datos se introducen en el instrumento para poder comparar los valores. No obstante, siempre será adecuado seguir instrucciones específicas del enfermero, médico o especialista que se encuentre en el momento.

¿Cuándo una persona debe someterse a la realización de una espirometría?

Cuando presente síntomas tales como tos, catarro, silbidos en el pecho o falta de aire al hacer esfuerzos, si fuma o fumó en algún momento de su vida.

También es importante practicarse este procedimiento si realizan actividades laborales vinculadas a la industria minera, textil, química, metalúrgica, maderera, entre otras. O si va a realizar algún deporte donde la respiración sea vital.

Lee también: El estrés durante el embarazo puede afectar el sexo del bebé

¿Cómo se detecta el asma en los niños?

Para el diagnóstico del asma es imprescindible repetir la espirometría a los 10-15 minutos de poner un broncodilatador (prueba de broncodilatación). Trata de mostrar la mejoría del paso del aire por los bronquios en relación a la prueba inicial.

No se puede olvidar que hay otros indicadores pues en ocasiones los niños presentan síntomas con el ejercicio (pitidos, fatiga al respirar, tos, necesidad de pararse para respirar). Para detectarlo es necesario realizar espirometrías antes y después del ejercicio que demuestre la obstrucción al paso del aire con el mismo.

¿Cuál es la preparación que debe tener el paciente durante la consulta ? 

Sin duda alguna todo dependerá de las indicaciones que el médico dé, para saber si el doliente debe evitar usar medicamentos por inhalación u otros fármacos, pero en términos generales debe usarse ropa holgada que no interfiera con la capacidad de respirar profundamente. Al mismo tiempo, también será necesario evitar la ingesta de una comida abundante antes de la prueba para que te resulte más fácil respirar.

Antes del estudio se debe evitar tomar medicamentos contra el resfrío,  cafeína, bebidas carbonatadas, y exponerse al humo del tabaco.

¿Cuáles son los tipos básicos de espirometría?

Son dos y una de ellas es la simple que consiste en que la persona respire lentamente primero con normalidad. Luego tendrá que inhalar y soltar todo el aire que pueda. Así se mide el volumen de aire que entra y sale de los pulmones, y el máximo que podría entrar y salir.

Y, por otra parte, se encuentra la forzada que radica en que la persona agarré todo el aire que pueda y después lo suelte bruscamente hasta que no pueda expulsar más. Es la más útil para el estudio de broncopatías. Así se mide el flujo, es decir, la cantidad de aire por segundo que puede expulsar una persona.

Gabriel Velásquez

Hallaron muerto a coordinador municipal de VP Edmundo Rada

Artículo anterior

Consejo de Seguridad preocupado por deterioro de situación humanitaria en Siria

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas