DOBLE LLAVEJuan Pablo Olalquiaga, presidente de la Confederación de Industriales de Venezuela explicó durante una entrevista concedida a un medio nacional que las fiscalizaciones realizadas en este momento por órdenes del tren Ejecutivo en los diferentes centros de comercialización de bienes y servicios, además de ser amedrentadoras y punitivas, “no contribuyen a la búsqueda de soluciones”, por lo que solo pueden “agudizar la escasez y el desabastecimiento“.

Olalquiaga explica que la única forma de bajar los precios y controlar la inflación es dándole aumento a la producción nacional, para lo que es necesaria la estimulación de las industrias en el país, que requieren de acceso a divisas y materia prima e insumos.

El líder en el sector agregó que en estos momentos en Venezuela, “solo se está produciendo el 10% de lo que se generaba hace 19 años”, lo que se califica como una cantidad “mínima”. “En el alto gobierno se quejan de que la industria tiene precios altos, pero se niegan a reconocer que esos precios son una consecuencia de las malas políticas públicas, que son de su única y exclusiva responsabilidad”, declaró.

Por su parte reafirmó que las fiscalizaciones llevadas a cabo en las últimas semanas solo destruyen el derecho a la propiedad privada de “forma arbitraria”. “Así sucedió con la baja de precios en los supermercados. Ahora tenemos supermercados vacíos y consumidores que se sienten más angustiados, porque ahora no tienen dónde adquirir los productos”, puntualizó.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de El Impulso y otros medios.

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave