0

Conectarnos a cualquier red de WiFi que encontramos en sitios públicos se ha convertido en una práctica habitual, sin embargo, pocos conocen el riesgo que representa el acceso a redes inalámbricas desconocidas desde nuestro dispositivo móvil.

Tal parece que los ataques informáticos por parte de terceros son más frecuentes de lo que imaginamos. El más común consiste en que el atacante posicione a nivel de red su equipo en el medio de la comunicación entre nuestro dispositivo e Internet (el Router WiFi al cual nos conectamos) con el objetivo de capturar y analizar los datos que enviamos y recibimos, para finalmente obtener información sensible como nombres de usuario y contraseñas.

Otra técnica utilizada por los atacantes consiste en crear un Wifi falso con un nombre tentador (FreeWiFi) u orientado a un lugar específico (ShoppingWiFi) para engañar al usuario y lograr que éste se conecte. Una vez que el usuario se conecta al Wifi falso podrá utilizar Internet normalmente, pero sin saberlo también estará siendo víctima de diferentes ataques.

Algunos consejos de seguridad para evitar ser atacados por un tercero son:

  • Al acceder a un sitio seguro utilizando un navegador web debemos estar atentos a que la conexión se mantenga siempre cifrada (el candadito activado). Existen extensiones gratuitas para la mayoría de los navegadores que se encargan de forzar las conexiones seguras.
  • Adicionalmente, ante cualquier alerta que obtengamos en nuestro navegador o aplicación móvil relacionada a un error de certificado debemos evitar acceder y en lo posible dejar de utilizar la conexión WiFi.
  • De ser posible, evitar acceder a sitios sensibles desde redes públicas o no confiables.

DS

Con información de Segured.

Fotografía Gettyimages.

Poder autónomo destapó ollas de Petrobras

Artículo anterior

Escapan 17 reos en Los Teques

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacada