El caso llamó la atención de los medios y provocó la intervención del Instituto Nacional contra la Discriminación del país, que prometió "asesorar a la escuela en la que ocurrió el hecho"



DOBLE LLAVE – Un pequeño con síndrome de Asperger fue separado de la clase a la que asiste en una escuela primaria de los suburbios de Buenos Aires, una decisión celebrada por algunos de los padres y madres de sus compañeros.

El caso llamó la atención de los medios y provocó la intervención del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi) de Argentina, que prometió “asesorar a la comunidad educativa” de la escuela en la que ocurrió el hecho. “En julio los padres no mandaron a sus hijos a la escuela porque decían que no les parecía bien que compartieran el aula con mi hijo. Me dio vergüenza ajena cómo reaccionaron”, explicó la madre del niño a un canal del país.

La decisión fue tomada por las autoridades del Centro Educativo Franciscano San Antonio de Padua, situado en el partido bonaerense de Merlo, a unos 35 kilómetros al este de Buenos Aires. “Sentimos que (los directivos de la escuela) estaban desbordados con esto, sintieron la presión” y por eso tomaron la decisión de cambiar de curso al niño, indicó su madre.

La prensa argentina publicó imágenes de las conversaciones que mantenían los padres y las madres del curso al que concurría el niño, en donde se destacó la satisfacción que algunos de ellos expresaban al conocer el pase del alumno a otro curso. “En algunos momentos (el niño) se portaba bien y en otros, no tanto. Me hago cargo de lo que dije: ‘Es un alivio para nuestros hijos'”, reconoció una de las madres.

Alejandro Andersson, director médico del Instituto de Neurología Buenos Aires (INBA), mencionó que el síndrome de Asperger “es un trastorno neurobiológico que afecta a varias áreas del desarrollo de una persona y que se puede ubicar en el espectro del autismo”.

“Sin embargo, en contraste con el autismo, esas personas desean la aceptación social aunque no saben cómo hacerlo”, indicó Andersson en declaraciones. El médico neurólogo sostuvo que a nivel mundial una de cada 500 personas padece el síndrome de Asperger.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de dpa

Comentarios