DOBLE LLAVE – Los equipos de emergencias que tratan de rescatar al niño de dos años que cayó a un pozo en la localidad malagueña de Totalán (Andalucía, España), se han encontrado con una dificultad añadida al toparse con un tapón de tierra dura que se podría haber originado por un derrumbe tras el suceso.

De interés: Al menos cuatro muertos por ataque con coche bomba en Kabul

En las últimas horas las autoridades españolas han encontrado en el pozo una bolsa de golosinas y un vaso. A pesar de que han introducido una cámara en el interior, no han conseguido ninguna prueba de la presencia del menor en ese lugar.

De acuerdo a fuentes oficiales,el menor identificado como Yulen se habría precipitado mientras jugaba con otro niño en las inmediaciones del pozo, por lo que sus familiares avisaron a equipos de emergencias.

“Sus familiares dieron la voz de alarma después de que una de esas personas viera el hecho y escuchara cómo lloraba el menor”, reseña la agencia rusa RT.

El agujero tiene más de 100 metros de profundidad y un diámetro que ronda los 25 centímetros.

Dayana López La Rosa / @dayanalarosa

Con información de RT

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave