Se trata de una innovación inspirada en el ayer reciente, que logra producir espacios abiertos y amplios en armonía



DOBLE LLAVE – El estilo industrial, también llamado urbano, es una propuesta decorativa que nace de la practicidad que se busca en la arquitectura típica de la industria. La idea es desarrollar y cubrir los espacios sin mayores pretensiones y su atractivo visual tiene que ver con la exposición de su estructura y sus materiales.

Tiene su historia y en ella están imbricados jóvenes artistas de Nueva York que en los años 50 escogieron para vivir los espacios de fábricas en donde abundaban las vigas, ladrillos y concreto armado.

Pasados más de 60 años, este estilo se mantiene en la palestra, permitiendo las opciones eclécticas que  han sido tan exitosas en los últimos años.

El estilo industrial puede tener cierto aire vintage, ya que se apoya en elementos antiguos, como muebles desgastados u oxidados.

Espacios abiertos y amplios en armonía

Los expertos de Ecolifehouse señalan que una de las referencias importantes de este estilo es el uso del espacio con zonas amplias y abiertas. Es usual en este tipo de decoración que el mobiliario y los accesorios puedan respirar y gozar de su propia área.

La propuesta nos remite a la estética de las grandes factorías de mediados de siglo pasado en donde obreros y técnicos podían, de una forma fluida, pasar de un espacio al otro.

Para conseguir ese toque en nuestra vivienda hay que estar dispuesto a desnudar la estructura, o a no vestirla según sea el caso.

Innovación inspirada en el ayer reciente

Para que esto sea coherente los consultores de Finishbuild señalan que deben elegirse muebles que sigan este principio: hierro forjado con un poco de óxido, maderas sin tratar, chapa y materiales de ese tenor.

En el mercado hay tiendas dedicadas que venden muebles en esta estética y no necesariamente son viejos. Están acondicionados para insertarse en el estilo, envejecidos de forma artificial.

Por otra parte las tuberías y cañerías pueden formar parte de la decoración y convertirse en ideas inspiradoras.

El metal y el acero son básicos para esta propuesta; pueden usarse en techos, muebles, paredes, muebles y sillas.

Sin embargo, las sensaciones que puede generar el metal tienden a hacer fría la decoración por eso los analistas de Decostylezone sugieren combinarlo con la madera de aspecto natural.

La madera cruda es la gran socia en este tipo de ambientes, ya que consigue materializar la armonía.

Partiendo de estas premisas se puede conseguir una propuesta interesante para adentrarse en el estilo industrial a la hora de decorar su hogar.

Redacción Doble Llave