La situación de cuidado extremo obliga a buscar medidas alternas por parte de las autoridades en Cúcuta



DOBLE LLAVE – La situación venezolana obliga a los ciudadanos a migrar a cualquier país cercano que ellos consideren como una mejor alternativa. No obstante, muchas veces las cosas no suceden como se planifican y esto acarrea consecuencias severas, como las que están padeciendo mil 200 venezolanos en Cúcuta.

Datos de la cancillería colombiana, la Alcaldía de Cúcuta y Migración Colombia, indican que más de mil venezolanos indocumentados deambulan por la ciudad en estado de indigencia, por lo que los entes encargados están a la espera de una reunión con la ONU, así recibir asesoría y conocer las medidas aplicables para este inconveniente.

El hecho de tener personas en esa condición afecta directamente a los cucuteños, quienes manifiestan su descontento debido a que surgen problemas de inseguridad, salubridad, convivencia, educación y legalidad. Además, los venezolanos en esa situación requieren alimentos y alojamiento.

En la reunión que se planea tener, esperan que el Estado pueda dar una solución a corto plazo, no mayor a 15 días de acuerdo a las exigencias del inconveniente.

Juan Carlos Restrepo, alto consejero para la seguridad,  indicó que estiman consultar al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y a Unicef sobre las medidas, en busca de recomendaciones y de recursos en particular para atender a esta población.

Asimismo, Restrepo explicó que en este momento la atención prioritaria llegará a niños y mujeres embarazadas, que se encuentran en condiciones no aptas, como por ejemplo durmiendo en plazas, parques y demás espacios públicos. Ambos grupos representan el 30% y 20%, respectivamente.

Los números de venezolanos estando en condiciones no aptas dentro de la ciudad colombiana siguen aumentando dramáticamente día tras día. Una de las soluciones que propuso el alcalde fue crear una especie de dormitorios, pero esto no facilita ni ayuda a la situación del todo.

No obstante, el director nacional de Migración Colombia, Christian Krüger, afirmó que el Gobierno colombiano no quiere cerrar la puerta a los venezolanos, sino mejorar y establecer su condición para que la migración sea regularizada.

Posibles soluciones

El alcalde de Cúcuta, César Rojas, planteó una serie de soluciones al problema de los venezolanos, con la intensión de darle pronto auxilio a quienes lo están necesitando. A continuación algunas propuestas:

  • Comisión policial: se le hizo la solicitud a Bogotá de un cuerpo especializado, conformado por la Policía Nacional, que ayude con la atención de la problemática de los venezolanos que ingresan a la ciudad.
  • Casa de Villa del Rosario: se reactivaría la casa de paso de Villa del Rosario para que algunos venezolanos puedan descansar bajo un techo. “He sido muy claro en que son espacios para dormir, aquellas personas que vayan allí no pueden esperar la comida, se le da la facilidad para tener unos baños públicos y agua”, indicó Rojas.
  • Vendedores informales: el alcalde explicó que este es un grupo que con frecuencia entre y sale de la ciudad y “no representa un problema, porque son vendedores que vienen a buscar recursos, pero regresan”.

Angélica Rodríguez.

Con información de EFE y otros medios.

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave

Comentarios