DOBLE LLAVE – La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó al Estado venezolano por la violación de los derechos políticos y de expresión de tres funcionarias públicas que fueron despedidas por apoyar el referéndum revocatorio contra el presidente Hugo Chávez, en 2003.

La sentencia fue dictada el pasado 8 de febrero de 2018, pero la notificación del organismo no fue dada a conocer hasta el día 30 de mayo de 2018.

Leer también: Claudio Rivas: Reconversión colapsaría la monetización

Cabe destacar que en la sentencia se puntualizaba que el Estado era responsable “por la desviación de poder y discriminación política que significó la terminación arbitraria de los contratos laborales” de las funcionarias del Consejo Nacional de Fronteras,  Rocío San Miguel, Magally Chang y Thais Coromoto Peña.

La CIDH señaló que la llamada “lista Tascón” que se originó a raíz del referéndum “tenía fines intimidatorios y propició el ambiente de persecución política y discriminación contra los opositores del gobierno”. Agregaron que “medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales internacionales y venezolanas documentaron denuncias de despidos y represalias a funcionarios que formaban parte de esa lista”.

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de El Nacional

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave