A parte de narcotraficante, él mismo admitió ser un asesino, que mató a más de 2 mil personas



En los 90 el líder más buscado de los carteles de drogas era Pablo Escobar, de quien han salido tantas historias, libros e incluso películas, narrando desde las excentricidades del líder del Cartel de Medellín hasta cómo trabajaba distribuyendo la droga. Esto a veces es difícil de creer, sobre todo al ver cómo vivía,todo lo que tenía y con quién se relacionaba, tanto del Gobierno como personalidades de otros países. Ya en este siglo todo cambió y a pesar de que Escobar no se olvida, nuevamente el mundo está en alerta, esta vez por debido a un mexicano, Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo” Guzmán.

Guzmán, nacido en Sinaloa, México, comenzó desde los 15 años a sembrar marihuana, posteriormente se fue metiendo más en el mundo del narcotráfico hasta que en 1980 logró trabajar con Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como El Padrino, quien fue el principal narcotraficante de cocaína en México. Cuando Gallardo es atrapado se disuelve el Cartel de Guadalajara y desde ahí “El Chapo” se posiciona con el Cartel de Sinaloa, consolidándose como líder del narcotráfico en este país.

La primera vez que cae preso lo trasladan a la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, en 1995. Luego de 6 años en prisión, en 2001 “El Chapo” logra escaparse escondido en un carrito de lavandería. Para que esta fuga fuera posible se confabularon 71 personas, 15 de ellas eran funcionarios del sistema penitenciario.

¿Captura final?

El 22 de febrero de 2014 logran atrapar a “El Chapo”. Pero no fue fácil para la Marina Armada de México encontrar al narcotraficante, Aunque dieron con las casas en donde se escondía, unas pequeñas fortalezas llenas de drogas y armamento, siempre se les escabullía y nadie se imaginaba cómo escapaba. En el video destacado de esta nota  se puede ver parte del operativo que realizaron los efectivos de la Marina Armada mexicana para capturar al capo más buscado de México. Se observa todo lo que se encontró en esas viviendas pero sobre todo la sorpresa que nadie se imaginaba: el método sofisticado y bien elaborado de escape por la tina del baño.

La confirmación de la captura fue dada por el presidente Enrique Peña Nieto a través de un mensaje de Twitter. Joaquín Guzman Loera entraría a una cárcel de máxima seguridad, donde estaría bajo la vigilancia de tres oficiales con distintas guardias y bajo el ojo de dos cámaras que estarían en su celda.

En una entrevista el presidente Peña Nieto aseguró que “El Chapo” Guzmán no volvería a escapar, que estaba en sus manos y en las de su gobierno que esto no llegara a ocurrir nuevamente.

Este es el hueco de la ducha que encontraron en la celda de "El Chapo", por donde supuestamente escapó

Este es el hueco de la ducha que encontraron en la celda de “El Chapo”, por donde supuestamente escapó

Lamentablemente, Guzmán no resultó presa fácil y se le salió de las manos al gobierno mexicano. La noche del 11 de julio de 2015 Guzmán se volvió a fugar y la noticia fue dada a conocer por la prensa mexicana en la madrugada del 12 de julio, varias horas luego del escape.

Según las declaraciones por parte del Gobierno, al parecer la fuga se dio a las 9 de la noche, cuando en la prisión El Penal de Almoloya, se observó que Guzmán no tenía visibilidad en su celda, luego de irse al punto ciego de la cámara, la parte de su ducha. Ahí fue donde se encontró la entrada del túnel por el que presuntamente se habría escapado. Posteriormente se dio la alerta correspondiente en la cárcel y el resto ya se sabe.

El presidente Peña Nieto asumió el error de su Gobierno por haber dejado escapar al narcotraficante y asumió el reto de atraparlo. Sin embargo, muchos se preguntarán si este líder de la droga mexicana logrará evadir nuevamente a las autoridades de ese país. Pero hay datos que no concuerdan en esta escapatoria y ya queda por parte de cada quién hacerse varias preguntas al respecto, por ejemplo si de efectivamente “El Chapo” escaparía por ese túnel o no.

Estados Unidos

El país norteamericano siempre ha tenido el interés de extraditar a este narcotraficante y desde 1995 inició el proceso para trasladarlo a Estados Unidos. En el 2001 solicitan otra vez al gobierno de México la captura y extradición de Guzmán, para que sea juzgado por lavado de dinero y conspiración para transportar cocaína.

Este año Estados Unidos solicitó la extradición de “El Chapo”, casualmente 15 días antes de que éste se diera a la fuga en julio. Posteriormente, un juez falló a favor de Guzmán hace unas semanas, al negar la extradición del mexicano a los EE.UU. si se llegase a capturar. El país del norte está dando una recompensa de cinco millones de dólares por información o por quien entregue al líder del Cartel de Sinaloa.

Ahora queda esperar a que las autoridades mexicanas atrapen a este temido capo. Sin embargo, hay quienes consideran que si se atrapa a “El Chapo” y se extradita a Estados Unidos, saldrían a la luz más de un miembro del Gobierno de México que estarían implicados con el narcotráfico en ese país.

Una de las personas que hizo declaraciones similares fue “Popeye” quien formó parte de la estructura criminal del Cartel de Medellín, y fue un ex sicario de Pablo Escobar.

No deje de ver el siguiente video, en el que “Popeye” analiza el escape del mexicano y lo compara con su propia huida de la cárcel de la Catedral en Colombia.

OS

Con información de ClarínLa Prensa.

Videos cortesía de Univisión.

Comentarios