DOBLE LLAVE – La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de Venezuela, después de reunirse con un número representativo de familiares de las 28 personas que desaparecieron en Güiria, Estado Sucre, alertó sobre la vulnerable situación de quienes son forzados a irse del país y son víctimas de las redes de trata de personas que esclavizan a migrantes.

La Comisión corroboró, de acuerdo a lo señalado por los familiares, que la mayoría de las personas desaparecidas en este hecho fueron mujeres contactadas por personas que les ofrecieron trabajo y mejores condiciones de vida en la isla.

De interés: Foro Penal venezolano sostendrá reunión con Bachelet

La CEV observó con preocupación el aumento de este tipo de hechos no sólo en la zona oriental del país, sino también en las zonas fronterizas de Falcón, Brasil y Colombia, donde también operan grupos de delincuentes que ponen en peligro la vida, la integridad física y la dignidad de mujeres.

Por último, exhorta a las autoridades del Poder Público a investigar, perseguir, procesar y condenar a los responsables de los crímenes de trata de personas, a garantizar a los familiares de las víctimas el acceso directo y sin ningún tipo de obstáculos a los cuerpos de seguridad del Estado.

Gabriel Velásquez

Con información de agencias