Este martes, desde Ginebra, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó un informe elaborado con los datos del Alto Comisionado para los Derechos Humanos el cual establece que desde comienzos de 2014 al menos 18 mil 800 civiles fueron asesinados en el conflicto en Irak y asimismo atribuyó a al Estado Islámico la responsabilidad por la gran mayoría de las muertes.

En total 36 mil civiles resultaron heridos en ese período, indica el documento, en el que también se señala que entre enero de 2014 y octubre de 2015 más de 3.2 millones de personas tuvieron que huir dentro de su propio país.

El EI propaga el terror de forma sistemática, matando a gente en actos públicos, cortándoles la cabeza, quemando a rehenes vivos y lanzando a la gente al vacío desde edificios”, denuncia el informe.

Además, señala que el grupo terrorista secuestró a entre 800 y 900 niños en Mosul en junio para que recibieran entrenamiento militar y religioso. Asimismo, la milicia usa a mujeres y niños como esclavos sexuales.

“Este informe muestra el continuo sufrimiento de los civiles en Irak e ilustra de forma contundente por qué los refugiados iraquíes intentan escapar a Europa y otras regiones”, dijo Zeid Raad Al Hussein, Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos.

AW

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Bassam Khabieh.