DOBLE LLAVE – La Casa Hogar Bambi es una Asociación Civil de carácter privado, sin fines de lucro, que desde hace más de 25 años, beneficia el restablecimiento y pleno ejercicio de los derechos de los menores de edad, en condiciones de equidad, libertad y respeto, y su integración a un medio familiar sano y estable. Los pequeños que allí se encuentran, reciben el cuidado y la alimentación que merecen y cuentan con espacios y actividades para el esparcimiento que necesitan.

En esta oportunidad, la Fundación Yammine (FY)  planificó y colaboró en la materialización de una mañana diferente, ya que cada uno de los niños recibió un juguete como obsequio para celebrar su día, compartiendo además con recreadoras y divirtiéndose mediante numerosas dinámicas.

Kenia Amorer, directora de la casa hogar, explicó que esta es la cuarta donación que reciben de la FY, “estamos súper agradecidos con su visita, los niños se emocionan cada vez que ustedes llegan, realmente esperamos seguir contando con su apoyo para futuros proyectos”.

Amorer afirmó que este tipo de actividades permite que los niños desarrollen y robustezcan el valor de la amistad, se conozcan mejor y se quieran mucho más. “Ellos son hermanos de vida, ellos están en Hogar Bambi, el hogar de las segundas oportunidades”, expresó.

Mohsen Yammine, director de la FY, expresó su alegría al ver que los niños disfrutaron de un ambiente ameno y positivo. “Nuestro equipo compartió con ellos y logró que pasaran una mañana especial”.

Desde hace dos años, la FY ha ido fortaleciendo su relación con Hogar Bambi, pues ambas organizaciones se han dedicado a apoyar a niños y jóvenes venezolanos, especialmente en comunidades vulnerables.

La fundación se propone seguir apoyando a dicha organización, tanto en el ámbito cultural como en el educativo. “Es gratificante para nosotros ser parte de estas sonrisas”, fue la frase que Yammine compartió con las tías cuidadoras antes de concluir la actividad.

A El Hatillo también llegaron los regalos

Los chiquillos de la comunidad de Turgua, en el municipio El Hatillo, igualmente celebraron el Día del Niño con otra actividad recreativa planificada por la Fundación Yammine (FY) junto a la Fundación Hatillo Sonríe.

Hatillo Sonríe se encargó de coordinar todo lo relacionado con una merienda, mientras que la FY entregó regalos a cada uno de los asistentes. En conjunto, organizaron una dinámica llamada “postales de la paz”, en la que los niños pudieron plasmar en cartón mensajes y dibujos de amor.

Luna Arroyo, directora de Hatillo Sonríe, explicó que tienen nueve años trabajando en esta localidad, específicamente en la Casa de la Misión de la Misericordia. “Desde el primer día, nos hemos dedicado a realizar actividades que siembran valores en los más pequeños”.

Sarkis Yammine, vocero de la FY, comentó que el equipo tenía planificado regalar sonrisas a los niños en su día, pero “fuimos nosotros quienes nos contagiamos de la alegría de cada uno de ellos”.

Ambas fundaciones persiguen el mismo objetivo: inculcar valores, promover la educación, la cultura ecológica y el respeto a las tradiciones venezolanas en las comunidades.

La alianza entre estas organizaciones sociales pretende seguir impulsando la mejora del entorno de los niños de Turgua. Acompañando y manteniendo actividades de diferentes índoles para complementar su educación integral.

DOBLE LLAVE

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de nota de prensa