Las calles de la ciudad capital no se caracterizan por la amabilidad de sus aceras



DOBLE LLAVE – Transitar por las aceras de Caracas, no se hace cómodo para ningún ciudadano, incluso cuando éste cuenta con todas sus capacidades físicas e intelectuales; más complejo se vuelve para aquellas personas que sufren de alguna discapacidad.

Muchos venezolanos dejan de salir de sus hogares, por no sentirse “bien recibidos” en las calles de la ciudad; y es que las edificaciones, entes culturales, turísticos o recreativos, en muchos casos, tampoco cuentan con las adecuaciones, para que exista igualdad entre todos los ciudadanos del país.

El artículo 81 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, establece: “Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, le garantizará el respeto a su dignidad humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias, y promoverá su formación, capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones, de conformidad con la ley. Se les reconoce a las personas sordas o mudas el derecho a expresarse y comunicarse a través de la lengua de señas venezolana”.

“Ya no quiero ir por las aceras”

Edgar Romero, entrenador de natación y deportista con baja visión, en entrevista al equipo de DOBLE LLAVE, considera que la cuidad de Caracas no es “amigable” para personas con silla de ruedas o con discapacidad visual, “ya no quiero ir por las aceras, prefiero ir por la orilla de la calle para no tropezarme con los muritos, las vallas, los huecos o simplemente  un árbol caído con lo que uno pueda sufrir algún accidente, hay muchas aceras así”.

El deportista, ofreció algunas ideas, para mejorar la calidad de vida de aquellas personas con alguna discapacidad, “hay sectores que deberían pintarlos de amarillo, para que los escalones o las aceras resalten, de tal manera, que personas con baja visión, puedan desplazarse de manera más óptima en las aceras de la ciudad”. Romero completó que las paradas de autobús, deberían contar con ramplas para mejorar el ingreso de personas con sillas de ruedas al transporte público; así mismo consideró que el Bus Caracas, es el único transporte que cuenta con éste servicio.

A pesar de las dificultades del día a día, Romero aseguró, “el venezolano es muy humanitario, uno siempre consigue a alguien que lo ayuda”, además ha contado con el apoyo de la institución Sociedad Amigo de los Ciegos y el Instituto Nacional de Rehabilitación J.J. Arvelo, donde recibe clases de Braille y atención médica especializada.

Por su parte, La presidenta del Instituto Metropolitano de Urbanismo Taller Caracas, Iumtc, Zulma Bolívar, en una entrevista al programa Soluciones de Globovisión, lamentó que Venezuela no se caracteriza por contar con estructuras inclusivas para personas con bastón, silla de ruedas, con discapacidad visual o psicomotora.

Así mismo, Bolívar aclaró que las alcaldías son las encargadas de la accesibilidad inmobiliaria urbana. Sin embargo, es el gobierno el responsable y garante de aprobar los recursos para la aplicación de las políticas públicas a nivel municipal, para que las personas con alguna discapacidad, sean incluidas.

Una ciudad más humana

La sociólogo Marisol Chacón, coordinadora de formación del Consejo Nacional para las personas con discapacidad, Conapdis, comentó sobre la apatía y ausencia de valores con respecto a las personas con discapacidad, en nuestro país, “ellos merecen un trato diferente porque tienen unas limitaciones y para que no se vean vulnerados los derechos de estos ciudadanos, se llevan a cabo talleres de formación, para sensibilizar a la población”.

“Actualmente nuestra institución trabaja en un nuevo proyecto, interinstitucional para que a los oficiales de los distintos cuerpos policiales, se les ofrezca formación a nivel de sensibilización para que ellos sean los primeros promotores de velar que los derechos de las personas con discapacidad nos sean vulnerados” informó Chacón.

Conapdis colabora con “ayudas técnicas”, entregando sillas de ruedas, bastones, muletas y prótesis auditivas, a personas de bajos recursos, que requieran de estos beneficios; sin embargo, por falta de recursos ha mermado un poco la entrega de estas ayudas.

La institución para personas con discapacidad, Conapdis, ofrece diferentes talleres con la intención de sensibilizar a la ciudadanía y alcanzar una ciudad y un país mucho más humano, en materia de discapacidad, pues “nadie está exento de sufrir algún accidente, o de padecer de alguna enfermedad que te lleve a alguna discapacidad”, comentó la sociólogo.

“En estos momentos, se trabaja en elevar a Ley Orgánica, la Ley de Personas con Discapacidad, para convertir las debilidades existentes en ésta, en fortalezas”, confirmó Chacón.

Marisol Chacón en nombre de Conapdis, expresó que siempre hay la buena disposición, de apoyar la iniciativa en materia de discapacidad en todos los ámbitos a pesar de las limitantes, “que más hermoso poder ayudar a las personas, ser partícipe de las ganas que tienen de seguir adelante, ellos son 100% capaces, lograr lo que antes no se hacía y ahora se está haciendo”.

María Fabiola Maldonado

Edgar Romero, entrenador de natación y deportista

Edgar Romero, entrenador de natación y deportista

Equipo de Conapdis

Equipo multidisciplinario de Conapdis

Comentarios