Tras la "Declaración de Lima"12 países de la región desconocen la ANC y condenan la ruptura del orden constitucional



DOBLE LLAVE – El canciller de Perú, Ricardo Luna, dijo luego de la “Declaración de Lima” que 12 países reconocen que en Venezuela “no se puede hablar de régimen democrático”. Este acuerdo fue firmado por 12 países de la región en el que se desconoce la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y se condena la ruptura del orden constitucional.

“La táctica de Maduro hasta ahora es ganar tiempo. Toma decisiones y después da marcha atrás. Él no se esperaba que 12 países de América Latina, y cuatro del Caribe que nos acompañaron aunque no firmaron la declaración, tomaran una posición tan clara. Prácticamente toda la región latinoamericana y Canadá dice ahora con claridad que ya no se puede hablar de régimen democrático en Venezuela, porque ya es una dictadura. Eso es algo muy difícil de manejar para Maduro”, aclara.

Luna advierte que ya no valen los intentos de Maduro para buscar un diálogo, que a su juicio siempre le sirvieron para que ganar tiempo. “Él se ha arrinconado en una batalla interna, también con elementos del chavismo. El impacto de esta declaración para Maduro es muy fuerte. La caracterización del régimen como una dictadura por todos estos países tiene efectos prácticos claros. Ninguna decisión que no pase por la Asamblea Nacional será legítima para nosotros”.

El diplomático insiste en que la creación de este grupo en Lima es una señal “muy fuerte” y asegura que EE. UU., están sorprendidos de que se llegue a este nivel de unificación en la declaración. “Hemos determinado un aislamiento en tráfico de armas, en cuestiones financieras. Hemos decidido posponer la reunión de CELAC-UE, son cosas importantes. EE. UU., está evaluando dejar de comprar petróleo, pero es un tema muy delicado técnicamente, hay toda una cadena detrás. Además hay gente como Moisés Naim que piensa que esto podría beneficiar a Maduro porque podría victimizarse, crear la imagen de régimen asediado, como sucedió en Cuba con el embargo”.

En entrevista para El País el canciller enfatiza que existe una presión multifacética en Latinoamérica, en la Unión Europea y en EE. UU., y que gradualmente va a provocar una crisis dentro del régimen.

“No sé si acabará con un relevo de Maduro por otra persona más dialogante o al contrario, más radical. Pero lo que está claro es que Maduro no está en una posición cómoda, ya no puede sentir que nada lo toca” subraya.

Luna refiere que cada vez el hemisferio está menos dividido en su postura sobre Venezuela y, señala que en la OEA solo faltaban cuatro para aplicar la Carta Democrática. “Creo que muchos de esos países que no se sumaron, especialmente en el Caribe, tienen una gran preocupación por el carácter autoritario del régimen de Venezuela”.

“Por eso es importante que cuatro de esos países del Caribe estuvieran en Lima. De aquí a unos meses podríamos estar en condiciones de votar la carta democrática dentro de la OEA. México está trabajando en una fórmula temporal con los países del Caribe para sustituir el petróleo venezolano. La declaración de Lima es un paso para que algunos países que forman parte del ALBA se incorporen. Ya hay algunos giros. Países absolutamente democráticos como Ecuador y Bolivia, aunque el modelo social sea diferente al nuestro, están preocupados, no les gusta estar asociados como si fueran otro régimen a la Maduro, que no es el caso” señala.

El canciller está convencido del éxito de la presión internacional, incluso, ya admite, que se está hablando de la posible salida de Maduro y otros funcionarios. “Alguna vez se ha comentado en las reuniones ese asunto”, asegura. “Tiene que haber una facilitación, pero hay que ver quien le pone el cascabel al gato. Cuba tendría que facilitar las conversaciones con terceros, podrían estar ahí Canadá y España”, acota.

El encuentro en la ciudad de Lima reunió a cancilleres de Perú, Paraguay, Colombia, Brasil, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Santa Lucía, México, Chile, Argentina, Guyana, Honduras, Jamaica, además del vicecanciller de Canadá, el embajador de Uruguay y el representante permanente de Granada en la OEA.

Ariadna García / @Ariadnalimon

Con información de La Patilla

Comentarios