El gobierno pretende reformar la estructura de la empresa
0

El ministro de Cultura británico, John Whittingdale, cuestionó en el Parlamento el modelo actual de la BBC. Allí, presentó el documento que ha elaborado el gobierno sobre el futuro de la radiotelevisión pública, el cual será la base para reformar el estatuto constitutivo de la entidad, cuando el vigente venza en diciembre de 2016.

Lo que propone el Gobierno conservador es una reforma de la entidad, referencia mundial de radiotelevisión pública de calidad, sin precedentes en los últimos años. El documento, de 85 páginas, cuestiona la dimensión, los contenidos y los objetivos de la corporación; su sistema de financiación y su regulación interna.

Whittingdale defendió que los programas de la BBC deben ser “diferentes” y que la corporación no debe guiarse por las mismas prioridades, de maximizar las audiencias, que rigen en las compañías comerciales. “Esto no quiere decir que la BBC deba renunciar al entretenimiento”, aclaró. “Debe ofrecer una programación diferenciada en todo el espectro de géneros”.

El ministro cuestionó la compra de determinados talent shows, como el popular The Voice, que compite con formatos semejantes en otras cadenas, frente a la producción de productos propios que luego pueden ser vendidos en el extranjero. “Lo mismo sucede con la web, donde se suscitan dudas sobre si los contenidos son suficientemente diferenciados de los que desarrollan otros”, añadió.

La BBC se financia principalmente, desde hace 70 años, por un canon (unos 208 euros anuales) que pagan aquellos hogares que disponen de televisor. Pero este sistema tiende a quedarse obsoleto a medida que el consumo se produce cada vez más online y en distintos soportes. El canon lleva congelado desde 2010, pero el gobierno anunció la semana pasada que empezará a subir con el IPC, para compensar la medida anunciada en los pasados Presupuestos, que obliga a la BBC a financiar el canon a los mayores de 75 años, algo que hasta ahora hacía el gobierno. Esto supone de hecho un recorte de un 18% en la cantidad que la entidad obtiene con el canon.

El ministro planteó el modelo de suscripción como opción a largo plazo. Y en el corto plazo habló de tres posibilidades: un canon reformado, un impuesto por hogares o un sistema híbrido.

Sobre la base de este documento y el que presente la corporación a futuro, y con la premisa de un ahorro en los costes, el gobierno y la BBC deben negociar el nuevo estatuto que regirá durante los próximos diez años la entidad pública.

LS

Con información de El País.

Fotografía Gettyimages.

Cerradas terminales aéreas en Indonesia

Artículo anterior

El Pentágono desconfía de Irán

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacada