DOBLE LLAVE – El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reiteró la “urgencia” que existe por cambiar la actual legislación para afrontar la ola de violencia que vive el país y que en la última semana se registró en el noreste con 187 actos vandálicos en 43 ciudades.

El mandatario brasileño realizó la afirmación en referencia a un video que muestra los efectos de la ola de violencia en el estado de Ceará, en el que se ve un edificio en llamas y a un hombre amenazando verbalmente a Bolsonaro.

“Observé la necesidad más que urgente de cambiar la legislación con participación de todas las esferas de poderes y prensa. No porque el marginal amenaza citando mi nombre, sino para mostrar al pueblo ordenado de qué lado están el Ejecutivo, Legislativo y Judicial”, indicó.

Bolsonaro señaló que se necesitan mecanismos que permitan enfrentarse a los delincuentes que “saben exactamente lo que hacen”.

Lee también: Brasil se retira del Pacto Migratorio de la ONU

El estado de Ceará, noreste del país, sufre desde hace nueve días una grave crisis de seguridad provocada por decenas de actos vandálicos, en su mayoría incendiarios contra vehículos, edificios públicos y establecimientos comerciales.

La ola de violencia, al parecer orquestada por facciones criminales que operan desde el interior de los presidios, llevó al presidente brasileño a enviar a la región unos 300 agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad.

Dicho contingente aumentó a 200 agentes más ante la repetición de los ataques en distintos puntos del mencionado estado.

Por Gerardo Contreras

Con información de dpa