La restricción comprende 3 mil 400 kilómetros cuadrados de espacio terrestre y marítimo, y busca recuperar el patrimonio



El Gobierno de Belice anunció su intención de imponer una prohibición permanente a la exploración petrolera marina a lo largo de las aguas que albergan su valioso sistema coralino, el segundo más largo del planeta, así como el área que lo rodea, a partir del 31 de enero de 2016.

El área protegida abarca 3 mil 400 kilómetros cuadrados de espacio terrestre y marítimo. Y para realizar exploraciones de extracción en áreas adyacentes, solo se permitirá si se realizan “estudios medioambientales estrictos“, informó una portavoz gubernamental.

La Reserva de la Barrera del Arrecife de Belice está compuesta por siete áreas protegidas: los parques nacionales y reservas marinas de Bacalar Chico, Caye Caulker, Glovers Reef, Sapodilla Caye, Laughing Bird Caye, South Water Caye y Lighthouse Reef.

En enero de 2015, una delegación de la Unesco visitó Belice para comprobar los pasos que estaba dando el Ejecutivo para tratar de retirar al sistema coralino de la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad en Peligro, el cual entró en la misma en 2009. Este lugar se ha deteriorado debido a una ausencia de regulación solida en materia de conservación y del daño progresivo de sus manglares, islas y cayos que se extienden por su línea de costa y que están asociadas a su barrera de arrecifes.

EC

Con información de agencias.