DOBLE LLAVE – Por tercer año consecutivo la institución bancaria y la fundación Tatuando Sonrisas sellan un nuevo compromiso dentro de los programas de Responsabilidad Social de la institución financiera.

Te podría interesar: Delphi Technologies ganó 315 millones en 2018

La Fundación Tatuando Sonrisas en estrecha alianza con Bancamiga Banco Universal realizará una jornada especial este domingo 24 de febrero de 2019, en la que serán dados de alta dos pacientes con más de cinco años de tratamiento, en los que se lograron paliar las cicatrices ocasionadas por quemaduras.

Las doctoras Katiuska Rivera y Cristina Premerl, quienes dirigen la Fundación, estarán al frente de la actividad que se llevará a cabo en la Clínica La Floresta, piso 1, consultorio 1-B, entre 9 y 11 de la mañana. 

Al evento asistirán miembros del programa de responsabilidad social empresarial de Bancamiga, según lo expresó Alberto De Armas, Presidente Ejecutivo de Bancamiga, quien mostró satisfacción por brindar apoyo a la Fundación por tercer año consecutivo.

“Este nuevo acuerdo forma parte de nuestros objetivos estratégicos”, expresó De Armas junto a Carmelo de Grazia, vocero de los ejes estratégicos de Responsabilidad Social de la organización.

La Fundación Tatuando Sonrisas trata con láser las cicatrices de las personas que han sido víctimas de quemaduras y no cuentan con recursos económicos para pagar el tratamiento. La atención está orientada principalmente hacia los niños.

“Dependiendo de la extensión y gravedad de la cicatriz un tratamiento para una persona puede requerir de varias sesiones”, explicó la doctora Premerl. 

En esta jornada, ingresarán dos nuevos pacientes y se abrirán cupos para tres más. Una señora y un niño, de 42 y 2 años de edad, respectivamente, se encuentran entre los beneficiados.

Lee más: Seat amplía la gama del Ateca con nuevos motores diésel y gasolina

Las doctoras Rivera y Premerl explicaron que una quemadura no solo deja cicatrices en la piel, también las deja en el estado de ánimo de las personas, por el potencial rechazo que pueden sufrir de su entorno social. Agregan que una vez que se mitiga la cicatriz con el tratamiento han podido evidenciar como niños que eran tímidos y tristes, mejoran en su estado de ánimo.

David Carrasquel

Con información de nota de prensa

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave