0

DOBLE LLAVE – El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores se retrasó este sábado 24 de noviembre luego que el  autobús de Boca Juniors que llevaba a los jugadores visitantes al estadio Monumental, en Buenos Aires fuese atacado por los hinchas.

Antes de ingresar en el estadio Monumental, el autobús sufrió daños por el lanzamiento de piedras y botellas por ultras de River Plate.

Ante este hecho, varios jugadores tuvieron que ser atendidos tras inhalar gas pimienta que, al parecer, fue arrojado por la policía para dispersar a los atacantes.

De interés: Autoridades francesas dispersaron con gases lacrimógenos a los “chalecos amarillos”

“Fue muy confuso, evidentemente las fuerzas de seguridad fueron desbordadas, había mucha gente. Para protegernos tiraron gases lacrimógenos y los gases ingresaron a los micros (autobuses)”, explicó el directivo del equipo, César Martucci.

La máxima competición del fútbol continental la juegan por primera vez los dos grandes del fútbol argentino, que mantienen una gran rivalidad. En el encuentro de ida empataron 2-2.

Elaine López / @ElaineNazza1

Con información de RTVE

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave

Diputado Eduardo Rodríguez falleció en accidente de transito

Artículo anterior

Surfear la inflación y ganar, es posible si nos adaptamos financieramente

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacada