A los rateros o robagallinas se suman la complicidad interna y delincuentes organizados



DOBLE LLAVE – El hurto o apropiación indebida de mercancías, tanto en automercados como en otros comercios es algo que sucede en muchos lugares del mundo y también en Venezuela. Solo que de pequeñas cantidades, esta anomalía social que atenta contra la economía de las empresas, al no dificultarse con medidas preventivas, se redimensiona, aumenta su frecuencia y casi siempre se convierte en un problema mayor. Un gerente de tienda entrevistado, lo define como “saqueo repetido y selectivo”.

Artículo preventivo en doblellave.com

Pasillos especiales pretenden evitar el robo de productos

En el occidente venezolano, el diario Panorama reportó y comentó sobre el “pasillo cárcel” o el “pasillo radioactivo”. Así denominan algunos zulianos a la nueva modalidad de los supermercados de encerrar, en un solo pasillo vigilado y de acceso controlado, los productos pequeños, las latas “abre fácil”, las cajas de edulcorantes y hasta las toallas húmedas para limpiar a los bebés.

La razón: el aumento de pérdida del inventario de esos productos, principalmente en los momentos en los que grandes cantidades de usuarios ingresan en búsqueda de artículos regulados, explicó.

En una farmacia, ubicada cerca de la plaza La República, de Maracaibo, dejan un señuelo en el mostrador, pero allí no está el producto. “Se hace así para que la gente sepa que tenemos existencia pero que lo pidan en la caja. Los hemos dejado allí y registramos muchas pérdidas porque se los roban”, dijo una empleada al citado medio de comunicación.

SS Nordik brinda consejos de seguridad

Durante el transporte y en el almacén también se producen pérdidas

Alfredo Yuncosa, directivo del capítulo local de ASIS International, quien es especialista en seguridad y prevención, comentaba al final de un artículo suyo publicado por El Universal: “Recuerde que usted no puede controlar las motivaciones del delincuente, pero el factor prevención puede posicionarlo varios pasos adelante; siempre y cuando usted asuma ser un protagonista activo de su seguridad”.

Y resumió de manera concisa modalidades y características básicas que de conocerlas, pueden permitirnos tomar acciones preventivas y minimizar la posibilidad, que la pérdida se concrete.

Muchos de estos delitos son cometidos por pícaros, rateros o robagallinas, pero otros son perpetrados –en opinión de la policía científica– por hampones con prontuario y hasta por la delincuencia organizada, apoyados en ciertos casos por la complicidad interna. Esto obliga y reta a ser decididos en la prevención y el control de las pérdidas.

Ante el problema y situación descrita doblellave.com recurrió a la experiencia de Sistemas de Seguridad Nordik en el sector de supermercados, la cual va enfocada precisamente en su resguardo e integridad, con el fin de evitar pérdidas de tiempo, inventario y capital, agrupando las soluciones en tres categorías principales de respuesta.

Administración y control de llaves

Es frecuente que las empresas de supermercados no tengan un control establecido en cuanto a la cantidad de llaves por sucursal ni la administración de las mismas. Esto acarrea problemas mayores, como el hecho de no saber quien posee el “manojo de llaves” o no conocer cuál es la que abre cada cilindro del espacio. Además de representar un problema de organización, este incidente hace que se pierdan horas que afectan directamente la productividad del negocio.

Debe sumarse el hecho de que tampoco se cuenta con un control de duplicados de llaves. Como consecuencia se desconoce la cantidad de estas y se crea una brecha de seguridad importante.

La pérdida de llaves es otro de los factores que con frecuencia ocurren en este sector. Sistemas de Seguridad Nordik, estima que el 70% de estos casos se deben al hurto o robo de empleados y el 30% representa al extravío. Cada vez que se suscita alguno de estos hechos, deben cambiarse todas las cerraduras y cilindros asociados al manojo de llaves perdido, lo que genera un gasto anual indeseado que ronda en unos seis millones de bolívares por sucursal. Tal y como suena.

Control de distribución en flota

En cuanto al control de las cargas durante su traslado en las unidades de transporte de los supermercados, en su mayoría implementan el precinto como mecanismo de testigo para validar que la carga no haya sufrido una apertura. No obstante, este sistema no aporta la total seguridad que amerita la carga y además es un mecanismo desechable, lo que genera un gasto considerable para el sector. Según datos de Sistemas de Seguridad Nordik cada camión con el uso de este mecanismo genera un gasto actual que se acerca al millón y medio de bolívares.

Auditoría y seguimiento

Otro de los problemas que afecta al sector se encuentra en sitios como almacenes, cavas, bóveda, cajas registradoras, entre otros; en su mayoría estos no poseen un sistema integrado de seguridad que resguarde el acceso a las instalaciones, que proteja al sitio y que al mismo tiempo genere traza de auditoría para las zonas restringidas que necesitan un seguimiento al personal con acceso, lo cual evita situaciones de robo y problemas de inventario.

Con buena relación costo beneficio, Sistemas de Seguridad Nordik, recomienda:

ABLOY Protec – Solución mecánica

Soluciones que evitan cualquier manipulación física (anti-ganzúa, anti-bump key, anti-taladro). Llaves incopiables y control total de cantidad de llaves en operación. Amplia capacidad de amaestramiento que provee reducción en la cantidad de llaves (tanto para los sitios críticos como para las cajas registradoras) y es posible restringir los accesos por perfil de usuario. Reduciendo más del 30% del tiempo consumido por el control de llaves. En caso de pérdida de llaves, no es necesario cambiar las soluciones (cilindros y candados) únicamente se realiza una recodificación del sistema para evitar accesos indeseados suministrando un ahorro estimado del 66% por sucursal.

ABLOY Protec CLIQ – Solución mecatrónica

Soluciones que evitan cualquier manipulación física (anti-ganzúa, anti-bump key, anti-taladro). Doble seguridad: protección física más control de acceso electrónico. Llaves con capacidad de programación de derechos de accesos de forma remota y con disponibilidad de traza de auditoría. En caso de pérdida de llaves, se efectúa la programación para denegar los accesos de forma remota. Una vez efectuada la inversión en esta solución, se elimina el gasto por concepto de precinto en las unidades de transporte. Capacidad para combinar con gama mecánica ABLOY Protec.

TRAKA 21 – Caja administradora de llaves inteligente

Optimización en el manejo de llaves por perfil de usuario. Disponibilidad de traza de auditoria.

DOBLE LLAVE invita a conocer más detalles en la audio entrevista que acompaña este reportaje.

Texto: Angélica Rodríguez

Producción: @idafebres

Comentarios