0

DOBLE LLAVE –  Unas 30.000 personas huyeron el fin de semana de la localidad de Rann, estado nororiental nigeriano de Borno, al vecino país de Camerún como consecuencia de los ataques y amenazas de Boko Haram y otros grupos yihadistas, informó la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Los refugiados forman parte de las decenas de miles de personas que han huido en los últimos meses de Nigeria a Camerún y Chad, en un momento de incremento de la violencia de Boko Haram en la zona, destacó en rueda de prensa el portavoz de Acnur, Babar Baloch.

“Con más de 250.000 niños, mujeres y hombres ya antes desplazados en el noreste de Nigeria, el aumento de los ataques contra civiles está forzando a miles de personas a correr por sus vidas cada día“, subrayó el portavoz en Ginebra.

Lee también: Muertos por ruptura de represa brasileña aumenta a 60

En esta línea, Baloch añadió que “mujeres adolescentes y ancianas, así como trabajadores humanitarios, siguen llevándose la peor parte de esta escalada de la violencia”.

Acnur, junto al Programa Nacional de las Naciones Unidas para el Desarrollo y otras agencias de la ONU, lanzó un programa regional de respuesta a la crisis de refugiados en esa zona del Sahel en la que busca recoger donaciones por valor de 135 millones de dólares.

En la zona en torno al lago Chad (Nigeria, Chad, Camerún) se calcula que hay unos 2,5 millones de desplazados, incluidos 1,8 millones en el interior de Nigeria.

Por Gerardo Contreras

Con información de dpa

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave

Unicef solicitó 70 millones de dólares para asistir a los niños venezolanos

Artículo anterior

Temblor de 4.0 sacudió Valencia

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sucesos