Varios usuarios del portal de compras por Internet reportaron haber recibido un correo electrónico que dice que sus contraseñas habían sido publicadas. También fueron notificados del cambio a través del centro de mensajes del sitio, lo que confirmó la legitimidad del asunto.

El correo enviado por la compañía a los usuarios afectados dice: “Hemos descubierto recientemente que su contraseña en Amazon puede haber sido incorrectamente archivada en un dispositivo o transmitida a Amazon de una manera que podría exponerlo a un tercero“. El mensaje también expresaa que no hay ninguna razón para creer que las contraseñas son realmente enviadas a un tercero y que se está tomando la acción por un “exceso de precaución”.

Amazon no respondió inmediatamente a una solicitud de realizar comentarios sobre la situación, la causa del incidente y las personas afectadas.

De hecho, la semana pasada, Amazon comenzó a ofrecer autentificación de dos factores para los clientes, una medida de seguridad que requiere que los usuarios verifiquen su identidad a través de un segundo método, como un código enviado por correo electrónico o mensaje de texto.

El pre-Black Friday no es nada beneficioso para Amazon, y no es la primera vez que debe solicitar a sus clientes que restablezcan sus contraseñas. En 2010, Consumerist había reportado que a algunos clientes se les había restablecido su contraseñas luego de que la compañía descubriera que sus e-mails y contraseñas habían sido publicadas en línea.

Pero, en ese caso, la compañía dijo que el problema era la reutilización de las contraseñas por parte de los clientes, y no tanto por problemas de sus propios sistemas.

EC

Con información de agencias.

Fotografía REUTERS/Abhishek N. Chinnappa.