DOBLE LLAVE – El síndrome del intestino irritable es el trastorno gastrointestinal más común que se caracteriza por un dolor abdominal crónico. Su causa se ha asociado al estrés e infecciones bacterianas.

De interés: Fumar aumenta el riesgo de sufrir demencia

Conoce algunos alimentos que puedes evitar para ayudar a aliviar los síntomas y cambiar el estilo de vida y la alimentación. Uno de ellos es todo lo que contiene gluten, como cereales, granos y pastas. Es una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno.

La leche y otros alimentos con lactosa pueden causar inflamación, dolor abdominal y gases, por lo que especialistas recomiendan no ingerir esta enzima, debido a que no es absorbida en el intestino delgado.

Los refrescos y el, así como cualquier otro tipo de bebidas carbonatadas y con cafeína, pueden producir un efecto similar. Las verduras crucíferas, como el brócoli y el coliflor, causan gases y hábitos intestinales anormales.

Además de las manzanas y las peras, los frutos secos contienen azúcares naturales que también generan inflamaciones y gases, señala un estudio de Johns Hopkins Medicine.

Dayana López La Rosa / @dayanalarosa

Con información de El Botiquín 

¿Deseas tener más informaciones de prevención y resguardo? Únete a nuestro canal en Telegram https://t.me/DobleLlave