DOBLE LLAVE – La policía alemana realizó el registro de viviendas de diez regiones del país e incautó numerosos ordenadores que eran usados para propagar el odio en internet.

Leer también: Uso del cinturón disminuye defunciones por accidentes

La Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) fue la encargada de llevar a cabo esta iniciativa bajo el nombre “día de acción para combatir los comentarios que fomentan el odio”. Asimismo, señalaron que la búsqueda se hizo en base a serie de reportes sobre personas que habían difundido en internet insultos antisemitas o posts en los que se incita a la xenofobia.

En la nación europea, el incitar al odio en redes sociales o en foros públicos, puede ser penado hasta con cinco años de cárcel.

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de dpa

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave